Entradas recientes
Comentarios recientes
Archivos

Archivo de la categoría ‘General’

ULTIMAS ACTUALIZACIONES

5 Signos de demencia felina

A medida que tu gato envejece, los cambios que observas pueden hacer que te preguntes si tu mascota sufre de signos tempranos de demencia.

La demencia felina, también conocida como síndrome de disfunción cognitiva (SDC), es una enfermedad progresiva que causa deterioro mental. Si bien no hay cura, hay formas de controlar la condición y mejorar la calidad de vida de un gato a través de todas las etapas de demencia. Sin embargo, también se observan muchos signos de demencia con otras enfermedades, lo que significa que su veterinario tendrás que descartarlas antes de que tu gato pueda ser diagnosticado con ella.

Aquí hay algunos signos de demencia, así como los pasos que puede tomar para combatir la enfermedad y mantener a su gato lo más cómodo posible.

1. Desorientación

Los gatos que sufren de desorientación pueden olvidarse de cómo ubicar sus lugares favoritos de descanso, platos de comida o la caja de arena. El estrés resultante podría hacer que vocalicen con mayor frecuencia o desarrollen ansiedad de separación. Podrías notar que tu gato mira fijamente una pared o parece inestable.

Para ayudar, asegúrate de mantener todo en el m

ismo lugar. Mantener una rutina familiar también es importante. Si es necesario, limita las áreas de la casa a las que puede acceder el gato. Si tu gato confundido exige más atención, sea paciente.

 

2. Cambios de comportamiento

Los cambios de personalidad son un fuerte indicador de que algo está mal. Antiguamente los gatos sociales pueden volverse introvertidos y evitar la interacción. Pueden aparecer nuevas características, como inquietud, irritabilidad excesiva o temor. Muchos gatos

también dejan de arreglarse tan eficientemente como antes.

Ninguno de estos comportamientos son señales de alerta para la demencia, pero toma nota si se trata de un cambio de un patrón anterior. Trata de ser comprensivo si tu gato ya no aprecia las mismas actividades de unión que disfrutó antes y adáptese a lo que tu mascota ahora necesita.

 

3. Cambios de sueño

Despertarse a horas extrañas y llorar por la noche son otras posibles señales de advertencia. Desafortunadamente, los gatos con demencia tienden a estar más inquietos por la noche. Las siestas diurnas pueden ser más largas y más frecuentes. Esto puede llevar a un horario de sueño errático.

Si estás abierto a ello, dejar que tu gato duerma contigo puede ayudar a calmar la ansiedad. Sin embargo, esto podría no ser factible si tu gato va a estar despierto toda

 

la noche. Trata de mantener a tu gato lo más activo posible durante el día. Antes de acostarte, juega algunos juegos y cansa a tu amigo felino. En casos extremos, tu veterinario puede recomendar medicamentos para ayudar con la ansiedad y el sueño.

 

4. Casa que ensucia

Es típico que los gatos con demencia tengan accidentes e

 

n la casa, pero esto también es un síntoma de otros problemas de salud, como enfermedades del tracto urinario inferior, problemas renales e hipertiroidismo. Una visita a tu veterinario le aclarará si la suciedad de la casa se debe a algo que no sea el deterioro cognitivo.

Recuerda que tan frustrante como puede ser este comportamiento, no es un movimiento calculado por parte de tu gato. Manten las cajas de arena fácilmente accesibles cerca de todos los lugares favoritos de tu gato y limpia a fondo todas las áreas donde ocurrieron accidentes para desalentar a tu gato de volver a usar esos lugares.

 

5. Pérdida de apetito

 

Algunos gatos con demencia tendrán menos interés en los alimentos, mientras que otros dejarán de comer por completo. También pueden simplemente olvidarse de los horarios de las comidas o dónde se encuentra su plato de comida.

Colocar platos de comida adicionales alrededor de la casa podría recordarle a tu gato que debe comer. También puedes probar a cambiar la comida a algo más atractivo, pero introduce cambios en la dieta muy lentamente. Los gatos son arrastrados por el olor, por lo que los alimentos húm

 

edos que se han calentado ligeramente o que son especialmente «aromáticos» pueden ser difíciles de resistir.

 

Vivir con demencia felina

Una rutina diaria familiar, una dieta nutritiva, el enriquecimiento ambiental y la estimulación mental pueden ayudar a reducir los efectos de la demencia felina. Intenta darle a tugato un acceso seguro al aire libre (por ejemplo, un carrito de gatito o una cama cerca de una ventana), enseñándole nuevos trucos o jugando con juguetes juntos. También vale la pena probar los antioxidantes, la L-teanina, la selegilina, la melatonina, las feromonas u otros suplementos o medicamentos que mejoran el cerebro o contra la ansiedad. Tu veterinario puede recomendar la combinación correcta según las necesidades individuales de tu gato.

Tomado de Visión Animal.html

Cena de Fin de Año 2019

En el céntrico y acogedor restaurante El Carmelo, en la tarde del día 27 de diciembre nos dimos cita para celebrar nuestra tradicional cena de Fin de Año, como reconocimeinto a todos aquellos, asociados y no asociados, que con su trabajo y cooperación, contribuyeron al éxito de las exposiciones celebradas en el año. Nuestro Presidente, el Dr. Leyssan Cepero dio la bienvenida a los asistentes y nos deseo un feliz Año Nuevo y éxitos para la Asociación en en el año por venir. Disfrutamos de la cálida voz de la cantante Pilat Regina López, del Proyecto Vida, quien nos deleitó con añejas melodías que todos coreamos con alegría y melancolía. Como era de esperar, en todas las mesas el tema obligado de conversación era nuestros amados gatos, «los más lindos, cariñosos y obedientes del mundo» cada cual con sus celulares en mano mostrando sus fotos.
Fueron momentos muy agradables de confraternidad, de recuerdos y planes futuros.                                                             !!!FELIZ AÑO NUEVO!!!

 

Haemobartolenosis felina

También llamada anemia infecciosa felina, es una enfermedad que afecta a los gatos causada por la infección de los glóbulos rojos (intraeritrocitaria) por la Rickettsia Haemobartonella felis (Mycoplasma) y que muy frecuentemente es ignorada a la hora de hacer un diagnóstico al gato enfermo.

La presencia de haemobartonella en la superficie de los eritrocitos produce una hemólisis (destrucción de los mismos) . Se considera una enfermedad pandémica (distribución mundial), no hay diferencias en cuanto a razas pero se piensa que los machos la presentan más que las hembras, por su estilo de vida más agresivo y callejero. La infección natural ocurre, probablemente, por pulgas, garrapatas, heridas de gatos (mordeduras fundamentalmente), coito y también transmisión vertical (Placenta y Leche materna). Aunque la haemobartonelosis ocurre naturalmente, los cuadros severos generalmente ocurren en gatos con enfermedades vírales inmunosupresivas ( FeLV+: positivos a »Leucemia Viral Felina»)

Síntomas clínicos

El período de la incubación es entre 6 y 17 días.
Los síntomas clínicos en la fase aguda son anemia, fiebre, ictericia (mucosas amarillas) y debilidad general.
Los gatos afectados, generalmente, concurren a la veterinaria por letargia y anorexia de 1-2 días de duración.

Examen físico

Mucosas pálidas e ictéricas,
Temperatura es normal (a veces, dependiendo de la cepa),                                                                                       Taquipnea (aumento de frecuencia respiratoria) y a la palpación el bazo
está aumentado de tamaño.
Los gatos portadores con enfermedad crónica son clínicamente normales pero
en general presentan anemia regenerativa leve.

Diagnóstico

Hemograma completo: Se diagnostica anemia pues los valores están por debajo
de lo normal y en un extendido de sangre, previa tinción, se pueden observar
los parásitos sobre los eritrocitos (ver análisis ).
Recuento de reticulocitos: Evaluar si la médula esta compensando la
destrucción con un aumento de glóbulos rojos

PCR (reacción en cadena de la polimerasa): es una prueba específica y al
mismo tiempo altamente sensible

Tratamiento

Reducción del estrés
Transfusión de sangre en gatos muy anémicos.
Antibióticos: [Doxiciclina] (de elección), Tetraciclinas y Quinolonas
Corticoides: Prednisolona (reduce la hemólisis, aumenta el apetito y
estimular inicialmente a la médula ósea).
Sostén parenteral (depende de cada caso ej. Glucosa EV en gatos muy
deprimidos pues podrían tener hipoglucemia).

Pronóstico

El pronóstico depende de la severidad del cuadro clínico en la presentación
inicial y fundamentalmente de la presencia de enfermedades vírales subyacentes
(FeLV/VIF).
Un gran porcentaje de los gatos se recuperan sin tratamiento pero sufren
episodios recurrentes de anemia y quedan como enfermos crónicos por meses o
años

Tomado de ECURED

 

El estornudo en los gatos

¿Por qué estornudan los gatos?
El Estornudo común
Cuando existen restos molestos de alguna sustancia, en su naricita, estos provocan una irritación interna que produce de manera refleja, el estornudo con el fin de provocar una salida rápida de aire que limpie los conductos. Hasta ahí todo es normal, nosotros estornudamos por la misma razón y es bueno, no hay nada malo en ello, además tiene hasta un punto gracioso, cuando vemos este hecho tan cotidiano de los humanos, en nuestros peludines. ¿estáis de acuerdo?

Cuando tu gato puede estornudar por causas virales
Si un gato no está bien, seguramente, además del estornudo lo primero que vas a notar es que tiene secreciones en ojos y nariz. Seguramente se mostrará más decaído y se alimentará con menos frecuencia y en cantidades además más pequeñas, también motivado porque perderá la capacidad de oler los alimentos.
Estos síntomas, podrían ponerte en aviso que algo no va bien y puede ser motivo para que acudas a tu veterinario.
¿A qué se puede deber en este caso? Si hay una infección del tracto respiratorio superior, esta puede ser debido al calicivirus y el herpes felino. Su transmisión de gato a gato se produce por contacto al asearse entre ellos, por compartir la misma alimentación y agua, o también por estar expuestos a mucosidades entre ellos. Los gatos persas por ejemplo, tienen mayor incidencia del herpes felino, por tener los rasgos más planos y una mayor propensión al lacrimeo.
La inmunodeficiencia felina (VIF) también es una causa de los estornudos en los gatos. Afecta en mayor frecuencia a gatos que viven en el exterior y su principal vía de contagio se debe a mordiscos, principalmente por las peleas territoriales.
Destacar también otras enfermedades, no menos importantes como la Peritonitis infecciosa felina y la Leucemia felina y afecciones de origen bacteriano, también tiene como efectos, los estornudos en los gatos. Decir en este punto que una infección vírica, puede agrabar los efectos si estos últimos, entran en acción.
En este caso de estornudos, te recomendamos que lo consultes con tu veterinario, pues la rápidez en detectar algo más grave y la puesta en marcha de un tratamiento, son muy importantes.

Estornudos de los gatos debido a alergias.
Aunque pueda parecer que no, los gatos también son sensibles a los cambios estacionales y a determinados alérgenos que pueden estar presentes, por ejemplo en su alimentación. Estos pueden causar estornudos habituales en determinadas circunstancias, acompañados de mucosidades, vómitos u otras alteraciones.
También determinados plásticos con los que se hacen muchos productos, puede contener sustancias a los que un porcentaje de gatos, puede desarrollar alergias. En estos casos existen productos especialmente hipoalergénicos (cerámica o acero inoxidable) que sustituyen al plástico y evitan en gran medida estas alergias.

¿Y si no es ninguna de las anteriores?
Existen otras serie de causas menos habituales, que también pueden hacer estonudar a los gatos. Una infección dental, cualquier pequeña sustancia que quede fijada en su nariz, incluso tumores en las vías respiratorias superiores.
En todos los casos, lo importante es que observes a tu gato, si esos estornudos son repetitivos y no ocasionales. Si van o no acompañados de una serie de señales, como que cambia su estado de ánimo, sus costumbres de alimentación o su comportamiento, mucosidades.

 

Tomado de ¿Tu gato estornuda mucho? 4 razones habituales _ FeelCats.html

Los sentidos en el gato

 

Los gatos son mamíferos carnívoros, cazadores y depredadores por naturaleza, unas características que les hace percibir el mundo de una manera muy particular y a lo que sus sentidos están especialmente enfocados. A diferencia de otras especies animales, los felinos, en lugar de los 5 tradicionales, cuentan con uno extra, por lo que poseen un sistema sensorial muy desarrollado y superior, en muchos aspectos al del ser humano, sobre todo en la vista y el oído. Esto convierte a nuestras mascotas en una suerte de ‘superhéroes’ capaces de ver en la oscuridad y distinguir sonidos a frecuencias imperceptibles al oído humano. Unas virtudes que, unidas a las peculiaridades de su olfato, gusto y tacto, completan sus ‘superpoderes’. ¿Quieres saber cómo funcionan y qué es lo que convierte a tu gato en un animal tan especial?

OIDO

Escuchar es un súper sentido de los gatos, ellos perciben ultrasonidos (estos son sonidos imperceptibles al oído humano), esto significa que un sonido a un metro de distancia ellos lo escuchan como si lo tuvieran a 8 cm. Esta gran audición se deriva de que son animales nocturnos y en la obscuridad necesitan guiarse por los sonidos casi imperceptibles de la noche.

En el oído de un gato el tictac de un reloj suena cuatro veces más fuerte. Su oído también puede diferenciar a hombres y mujeres, dado que es especialmente sensible a las altas frecuencias, de hecho también sienten más agrado por los tonos altos y en cuanto a voces, tonos femeninos. Pueden oír simultáneamente cientos de sonidos que ni el hombre ni el perro podrí­an ser capaces de detectar y analizar por separado y ni mucho menos juntos. son incluso capaces de oír la corriente eléctrica residual, esa que va por los cables eléctricos incluso con los electrodomésticos apagados. Toleran una cacofonía de sonidos que a nosotros nos resultaría ensordecedora. Su oído es tan fino que pueden localizar la posición  exacta de una  presa en tan sólo 1/16 partes de segundo

Sus orejas actúan a modo de antena, estándo provistas de más de veinte músculos que le permiten orientarlas en forma independiente una de otra, para explorar mejor la fuente de sonido .pudiendo girarlas hasta 180 grados lo que le da información sobre el origen del sonido y además le permite oír varios sonidos a la vez moviéndolas en distintas direcciones.  La audición del gato es muy superior a la del perro y el hombre.

GUSTO

Los amantes de los gatos sabemos que su lengua es áspera y que esos baños que nos dan nuestros gatitos pueden llegar a ser un poco molestos, pero aguantamos porque sabemos que es una manera de demostrar su amor. La razón por la cual es áspera su lengua es porque contiene papilas, que en conjunto se convierten en su pequeño peine de limpieza.

A diferencia de lo que pasa en los otros sentidos, el sentido del gusto de los gatos está menos desarrollado que el de los humanos. Un gato adulto solo cuenta con alrededor de 500 papilas gustativas frente a las casi 10.000 que poseemos los humanos.

.Contrariamente a los perros, el sentido del gusto de los gatos se localiza en la punta de la lengua, lo que le permite probar las cosas sin tener que tragarlas. Nuestras mascotas son sensibles a los sabores amargos, ácidos y salados, pero no a los dulces.

OLFATO

Los ancestros de los gatos fueron grandes cazadores, por lo que desarrollaron este sentido para su supervivencia. Actualmente están domesticados y el olfato les sirve para socializar, y para evitar comer algo que no sea de su agrado o pasado (ya que perciben el nitrógeno que expiden los alimentos en descomposición). Este es un sentido que en la actualidad utilizan para comunicarse, no para cazar. Es más probable pensar que nos reconocen más por el olfato que por la vista, de hecho, ellos no reconocen su imagen en el espejo porque carece de olor. Al tener 200 millones de terminaciones olfativas contra 5 millones que poseemos los humanos significa que tienen un olfato 50 a 70  veces más desarrollado que el de nosotros y se aprovecha de este don en diferentes ámbitos de su vida.

Algo impresionante de los gatos y su sentido del olfato es que cuentan con el órgano de Jacobson u órgano vomeronasal, . que le permite una vez recogidos los olores del aire sobre la lengua, al apretarla sobre este órgano, «saborear» dichos olores, sin tener que probarlos.. Este sentido se encuentra en los incisivos superiores (en el cartílago del septo nasal). ¡Ellos tan sólo olfateando saben a qué sabe algo!

Esta acción generalmente la usan los gatos para “estudiar” la orina de otros gatos, algo muy importante sobre todo para los machos, ya que este órgano es capaz de captar y atrapar el olor de las hormonas sexuales o feromonas

El olfato está muy desarrollado, aunque sin llegar a los niveles de los perros, pero superando ampliamente a los humanos. El gato usa su olfato constantemente en la vida diaria para todas las actividades. Su especial sensibilidad le permite detectar la presencia de otros gatos en su territorio , y las señales que ellos emiten. Sin embargo, no tiene la misma importancia cuando de cazar se trata. No es el sentido que más utiliza en las fases iniciales de la detección de una presa

Y claro, este olfato tan desarrollado le hace un poco sibarita. Así que el sentido del gusto y del olfato están muy unidos en el gato, que además puede rechazar la comida solo con tocarla con la punta de la lengua, ya que es ahí precisamente donde se ubican sus papilas gustativas.

VISTA

Su otro sentido especialmente desarrollado es la vista. Para ellos la vista es crucial para la caza, tanto como el oído. Sus ojos se concentran en la presa excluyendo todos los demás objetos. En ese momento es lo único que ve con total nitidez; lo demás es una masa borrosa. Sus ojos funcionan casi con la misma eficacia de día que de noche. La visión nocturna de los gatos es 5 veces mejor que la humana. Poseen gran cantidad de células receptoras de luz, el precio sin embargo es una cierta pérdida de nitidez. La visión se ve mejorada por un mecanismo de reflexión, en la parte posterior del ojo tiene una capa de cristales reflectores (Tapetum lucidum, membrana reflectante ) que envían de nuevo a la retina la luz no utilizada. Cuando la oscuridad es total los bigotes sustituyen a los ojos. Todos los objetos producen perturbaciones en el aire que los rodea, aún en las noches quietas los bigotes pueden percibir imperceptibles cambios en la atmósfera. Este radar le permite caminar entre objetos que apenas ve, como si sus bigotes fueran otro par de ojos y a pesar de no ver a su presa, pueden determinar por este medio y sobre todo por el oído su posición exacta con un error de solo unos centímetros a una distancia de decenas de metros.

Las pupilas también son una parte importante de comunicación, así que podrías definir ciertos estados de ánimo. Las pupilas contraídas denotan tensión, interés y amenaza. Las pupilas dilatadas indican sorpresa, miedo o defensa.

Su campo de visión suele abarcar 200 grados, frente a los 180 de las personas y aunque no ven todos los colores sí pueden diferenciar entre algunos tonos fríos como azules o verdosos en distancias cortas.

TACTO

Al pensar en el tacto, inmediatamente lo asimilamos con las patas, pero los gatos también resguardan este sentido en mejillas, sobre los ojos, nariz, bigotes y mentón, gracias a las vibrisas, cerdas sensitivas que trasmiten la información táctil a través de pequeños impulsos eléctricos y que ayudan a detectar vibración, presión, dirección, velocidad y duración. Son capaces de detectar pequeñas vibraciones, así que le dan información muy relevante sobre el espacio, permitiéndole por ejemplo esquivar algún obstáculo o introducirse en pequeños espacios aún en total oscuridad, permitiéndoles medir la anchura de los espacios.

En sus patas se encuentran las famosas uñas, que a veces a manera de juego sin querer han dejado uno que otro arañazo, estas son importantes para él para desarrollar la caza y juego, sin embargo, puedes mantenerlas semi cortas. Si las vas a cortar, evita dañar el nervio interior, esto es que debes cortar sólo la punta afilada (ésta es transparente a diferencia del nervio).

Como vemos sus bigotes son esenciales en el gato, por lo que es absolutamente necesario no cortárselos nunca, ya que esto les desestabilizaría. Las almohadillas que recubren las patas son muy sensibles a las vibraciones y su piel está salpicada de células táctiles extremadamente sensibles.

Las sensibles almohadillas de sus patas registran cualquier vibración. Esto lo utilizan ellos como un sistema de alarma. Los gatos, por este medio, son capaces de percibir un terremoto días antes de que suceda, registran incluso los que no son capaces de registrar los modernos aparatos cientí­ficos de medición. Todavía no se ha encontrado explicación a esta peculiaridad. En cuanto al resto de su piel, el pelo les protege del exceso de calor, por ello toleran temperaturas extremas, es fácil verlos durmiendo plácidamente muy juntos a estufas, chimeneas, etc. a una distancia que a nosotros nos resultarí­a insoportable o cuando menos incómoda, mientras que ellos perciben un agradable calorcillo.

También toleran en gran medida el dolor, debido a un elevado número de endorfinas que generan cuando les son necesarias.

SEXTO SENTIDO GATUNO

Sexto sentido, sentido misterioso, desconocido, inquietante, las definiciones empleadas para señalar las facultades todaví­a inexplicables de muchos animales y, en particular, del gato, son innumerables.

Además de los cinco sentidos anteriormente expuestos, se atribuye el sexto sentido a todas aquellas capacidades, aún parcialmente desconocidas, que presentan algunos animales como el sentido de la orientación, telepatí­a y premonición.

Sentido de la orientación

En el gato es la capacidad para regresar a su amo. Los ejemplos son muchos. En Abril de 1977, en Francia un gato llamado Pompon apareció de nuevo ante su amo, residente en Fontainebleau: al parecer habí­a partido dos años antes de Sanar, en el departamento de Var, situado nada menos que a 900 km. de distancia.

En 1978, y de nuevo en Francia, cerca de Vierzon, otro gato, Minouche, se escapó del automóvil de su propietario y regresó a su casa en Dale, situada a más de 400 km.; el pobre Minouche estaba muy flaco y tení­a las uñas completamente consumidas.

En Australia, parece ser que un gato recorrió nada menos que 2400 km. para regresar a la casa de su amo, quien lo habí­a perdido mientras estaba de cámping; éste relató: «Estaba muy delgado y muy sucio, pero apenas lo llamé por su nombre sus ojos se iluminaron y empezó  a ronronear».

Estos episodios adquieren notable importancia cuando se considera que el gato no es, bajo ningún concepto, aficionado a efectuar largas caminatas. La explicación quizás esté en que el animal quiere recuperar a su amo impulsado por el hambre, la inquietud, el afecto y el deseo a volver a tener todo lo que perdió y entonces, mediante un proceso aún misterioso, busca la dirección aproximada que debe tomar. A partir de entonces, el gato recurre a un método de aprendizaje por tanteos y errores, avanzando mediante una serie de asociaciones visuales, olfativas, acústicas o de cualquier otro género. Busca un sonido familiar, como por ejemplo, el de las campanas, olores conocidos , caminos que antes recorrió. En otras palabras, el gato pone en funcionamiento su memoria asociativa.

De indicio en indicio, volviendo, si es preciso, sobre sus propios pasos hasta alcanzar su meta…. Esta explicación resulta menos convincente cuando el gato recorre enormes distancias, o bien cuando se reúne con su amo en un lugar en donde nunca estuvo antes.

Los gatos médium

Hoy en dí­a no se teme de hablar de los gatos médium, y a tal efecto se han propuesto atrevidas explicaciones como el llamado «psi trailing»; según esta teorí­a, existirí­a un tipo de comunicación telepática entre el gato y su dueño o entre el gato y determinadas personas, que guiarí­a al gato perdido por medio de vibraciones que éste serí­a capaz de percibir.

Los egipcios ya creí­an en este tipo de telepatí­a: en un papiro descubierto en Saqqra se puede leer:» Cuando tu piensas, él (el gato) te comprende aún si tus labios no se mueven ni tu boca pronuncia palabra alguna. El lee en ti con la mirada de los dioses».

Meteorologí­a felina

Según una creencia popular, si un gato, en el momento de efectuar su aseo, pasa una de sus patas sobre una de sus orejas, es señal que la lluvia, o la tormenta, está muy próxima. En realidad se cree que el gato se pone nervioso porque su piel se carga de electricidad, y se excita a causa de las pequeñas descargas que se producen cuando toca un objeto cualquiera; por eso comienza a arañar los tejidos y trepar por las cortinas.

Cuando rasca el suelo, en cambio, establece la dirección de donde va a soplar el viento.
Para anunciar buen tiempo el gato ronronea y no se frota la nariz durante su aseo. Desde luego, ésta meteorologí­a felina no siempre es fiable, como tampoco lo es, por lo demás, la humana.

 

 

 

MiniExpo Felina de Verano 2019

Desde varias semanas antes estuvo anunciándose todos los martes por el programa Gateando en la emisora Radio Metropolitana de la capital y por el sitio web de la ACAG, que el domingo 7 de julio se realizaría en la Quinta de los Molinos, la Mini Expofelina de Verano. En la semana previa además se hizo una intensa promoción en diferentes emisoras de radio, por el Canal Habana, Cubavisión y el Canal Educativo 2. Como resultado de esto y quizá por haber vuelto al lugar fundacional de la ACAG, la afluencia de público fue inmensa desde las 9 de la mañana hasta pasada la una de la tarde en que se concluyó esta fiesta de estética felina.

Pero lo más interesante en esta ocasión fue que las casi 500 personas que asistieron a la Mini Expofelina , además de haber podido admirar casi 50 ejemplares de las siete razas activas que están registradas en la ACAG, tuvieron también otras opciones paralelas a la muestra felina.

Durante todo el tiempo estuvo proyectándose en una pantalla grande de televisión un conjunto de videos sobre gatos para todas las edades y de muchas temáticas diferentes: cómicos, serios, divertidos y educacionales. Muy cerca del pabellón sede de la Mini Expofelina, bajo unos frondosos árboles que estaban hacia la derecha, se desarrolló un programa educacional. A partir de las 10 am se dio una conferencia titulada: “El gato, la toxoplasmosis y el embarazo: mitos y realidades”, la que estuvo a cargo de dos excelentes veterinarios, quienes además presentaron un libro de su autoría y cuyo título era el de la conferencia. Fueron el doctor en ciencias Ángel Entrena García, especialista del Cenpalab y la doctora en medicina veterinaria Betty Hughes, Presidenta de la Sociedad Clínica y Quirúrgica Veterinaria de nuestro país. Después de responder todas las preguntas del público asistente y alrededor de las 11 am el doctor en medicina veterinaria Fernando Gispert, de la Clínica Laika de la Habana Vieja, dio otra conferencia titulada: Consejos sobre gatos y al final amablemente respondió a todas las preguntas de los numerosos asistentes. Un poco más tarde, ya alrededor del mediodía tuvimos un conversatorio abierto sobre gatos y gatas a cargo de la Lic. Gladys Morales Wiswell, Vice Presidenta de la ACAG y de Susana Hurlich, norteamericana residente en Cuba desde hace 30 años y también miembro de la ACAG.

La reconocida pintora habanera de los gatos Sara Frigola presentó una muestra de retratos de gatos realizados al óleo en pequeño formato y algunas obras plásticas realizadas por los niños del taller que ella dirige en el municipio 10 de Octubre, todas también de contenido gatuno.

Por si fuera poco y dedicado a los visitantes más pequeños contamos con la actuación de una actriz cantante invitada Pilar Regina, del Proyecto Vida, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, que los deleitó con cuentos, títeres y canciones infantiles de contenido felino. Durante todo el tiempo que duró la Expofelina de Verano las artesanas del Proyecto Vida expusieron muchos de sus productos parte de los cuales fueron donados como premios para los dueños de los mejores ejemplares de exposición y para el que se alzara con el Premio de la Popularidad.

Un poco después de la 1 pm, terminados los juzgamientos realizados por los jueces de la ACAG, se procedió a la premiación y a la selección de los mejores ejemplares de la exposición. En el grupo 1 fue considerado como Mejor de Exposición el gato persa y Gran Campeón Jorge (tabby rojo) de Sandra Grau Castillo. En el grupo 2 fue Mejor de Exposición un azul cubano de pelo corto llamado Garfield de Daylon Hernández Pantoja y como Mejor Cachorro Opalita una azul cubana de pelo semilargo de Olga Fernández López. En el grupo 3 fue seleccionada como Mejor Cachorra y al mismo tiempo Mejor de Exposición Altahabana Valeria, una bengalí carmelita moteada, del DrC. Angel de Uriarte Rubio. En el grupo 4, el de las razas asiáticas, el Mejor de Exposición fue Peter un siamés punto azul de Elsa Corvo Martínez.

Con una abrumadora cantidad de votos obtuvo el Premio de la Popularidad una gatica de 8 meses que atrajo la atención del público casi todo el tiempo que duró la exposición, fue la bengalí carmelita moteada Altahabana Valeria del DrC. Angel de Uriarte Rubio, a quien los jueces también consideraron, como se dijo antes, Mejor Cachorro y Mejor de Exposición en el grupo 3.

Con las palabras de clausura a cargo del Presidente de la ACAG, el médico veterinario Leyssan Cepero Fiallo y la invitación para la Gran Expofelina Anual que será en diciembre de 2019, dedicada también al 500 aniversario de la capital de todos los cubanos, se dio por terminada esta hermosa fiesta del primer domingo de julio que fue la Mini Expo Felina de Verano 2019.

Mini-Expo Felina de Verano 2019

Consejos de la abuela

Dedicatoria

Para nuestros cachorros, que no podemos asegurar que piensan, pero de lo que si estamos seguros es que sienten y muchas veces sufren.

La salud y el vigor del recién nacido depende de la salud y la nutrición de la madre antes de su gestación. ¿Llega una camada al hogar y nace la camada en nuestras manos? O sencillamente rescatamos una camada huérfana.

La naturaleza es muy sabia y cada madre tiene “programada” la atención de sus gaticos, un nido seguro, oscuro, escondido en su territorio y llegan los gaticos.

¿Cómo manejamos a los recién nacidos?

Para un manejo exitoso de recién nacidos hay que velar por algunos factores que pueden perjudicar su supervivencia:

La falta de oxígeno al nacer: En un parto demorado o difícil puede nacer un gatico con falta de oxígeno. Debemos despejar su hocico de secreciones e “inflarlo como un globo con nuestra boca”, frotarlo con un pañito de la cabeza a la cola y en la garganta como hace la gata para estimular la respiración.

Si la mamá real o postiza no tiene leche, hay que suminístrale calor con una bolsa de agua caliente o alternativas como un frasco de plástico o bolsa de agua caliente. La mamá no atiende a un recién nacido por debajo de 35º de temperatura rectal. Calentarlos es un proceso lento y gradual. Los requisitos de la temperatura ambiental son:

0-5 días: 35ºC

5-7 días: 30º C

7-10 días: 27ºC

Los gaticos recién nacidos no regulan solos la temperatura hasta las 3-4 semanas. Primero se les quita el frío y después deben alimentarse.

Falta de glucosa: A las 12 horas sin alimentarse empieza a faltar la glucosa en la sangre.

Por falta de alimentación también faltan el agua, los líquidos y las sales minerales y se deshidrata el gatico. El 80% del organismo funciona con líquido.

¡Unas gotas de miel con unas gotas de sales de rehidratación hacen el milagro de la vida!

Ya salimos de las urgencias del recién nacido. !Vaya susto!

Ahora proseguimos con los cuidados anteriores más la alimentación la madre debe estar bien alimentada, nutrida y suplementada con vitaminas. Se le deben dar cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida y meriendas, proteínas puras, yema de huevo, avena, leche, etc., Abundante agua siempre fresca. Observar que todos los gaticos mamen y pesarlos diariamente. El gatico al nacer pesa de 2-4 onzas, aumenta media onza por día o cuatro onzas a la semana. Si no aumenta de peso en 24-48 horas, debe consultar al médico veterinario, ya que es preocupante. Puede usarse una pesa de cocina o postal.

Durante la primera semana los huérfanos deben alimentarse cada 2-3 horas.

A la segunda semana cada 4-6 horas. A partir de la tercera semana hasta el destete, cada 6-8 horas. Ellos mismos demandan la presencia de la madre o el biberón oportunamente.

Cuidados de higiene: esterilice los utensilios para administrar las fórmulas cada vez que los usa. Si los huerfanitos no aceptan el gotero, jeringuilla o biberón, intente echar una gotica de miel en los labios y estimúlelos desde la cabeza hasta el lomo como hace la madre. La mejor posición para la alimentación artificial es como si mamaran de la gata. Deben de mamar 8 cc aproximadamente al día. A la mitad de la toma, sáquele el aire, como se hace con el bebé humano y después continúe. Hágalo de uno en uno y vuelva a empezar. No sobrealimente al gatico ya que puede ocasionar diarreas.

Algunos datos en el tiempo: abren los ojos los gatos entre los 10-12 días, paran las orejas entre los 12-14 días. La primera dentición comienza a brotar a los 21 días. A los 30 días debe comenzar el destete, comer y mamar, primero con carnes blancas como pollo molido, pescado, con leche de fórmula, una pasta que se chupa y se masca.

En cuanto a la higiene, mantenga el lugar limpio y libre de las dañinas pulgas que pueden provocar anemia y trasmiten formas parasitarias de la tenia. Consulte con el veterinario las medidas a tomar.

Socialización: los gaticos hasta las cuatro semanas se duermen felices después del alimento. A partir de entonces necesitan jugar y mucho afecto. Esto es importante pues el período de socialización del gato es breve, de 2-7 semanas. Si pasa este tiempo y no son tratados con el cariño y el olor de los seres humanos, se crían poco sociables o jíbaros. El olor de la madre y los seres humanos son fundamentales. Ponga en el cunero ropa de los allegados que deben reconocerlos, acarícielos y juegue con ellos. Sea feliz y diviértase con sus gatos, disfrute.

Eliminación: Todo el tiempo la mamá real o postiza se ocupa de la limpieza de los gaticos, orina, heces. Ellas lo hacen con la lengua, la mano humana lo hace con un algodón húmedo estimulando debajo de la colita. Tan pronto se abre el circulo comida eliminación y se introduce la comida del exterior ellos ya eliminan solos y se les educa para que lo hagan en el lugar adecuado que es la caja de desperdicios. Desde los 45 días, si el gatico se equivoca de lugar recoja la orina y las heces con un papel y sepúltelos superficialmente en el aserrín de la caja. Hay gaticos que siguen los pasos de la madre. Huelen y huelen y buscan el lugar. Unos tapan primero y otros después.

El ritual después de la comida es limpiar el hocico, las paticas, se estiran y hacen uñas. Después.. a la cajita. Es una secuencia que hay que observar. A las 4 semanas ya los gaticos están listos para la cajita.

Es oportuno el análisis de heces y orina por si hay parásitos. A las 45 días se puede comenzar a desparasitar externa e internamente.

El destete debe estar logrado a las 4 semanas y se alimentan no menos de 4 veces al día debido al tamaño.

Sobre las 6 semanas están listos para socializarse con humanos y otros animales.

Llegamos a la parte más fácil, contacto físico y cariño. Acarícielo, acurrúquelo, así se establecerá una unión afectiva fuerte, juegue con ellos, hágale pelotas y sonajeros, juguetes que le ayudarán a formar habilidades motrices. Su gato será regalón, obstinado y fiel como nadie.

Disfrute su gato, viva feliz, ellos nos hacen más longevos, sanos y felices.

A manera de resumen:

El gato es prácticamente único en la naturaleza. Es un depredador solitario, pequeño y puede ser víctima de otros depredadores mayores y organizados que se distribuyen en la naturaleza. Como técnica de supervivencia esconden muy bien las manifestaciones de sus trastornos y enfermedades. Esto funciona en la naturaleza pero le dificulta a los seres humanos que pretendemos adoptarlo y criarlo, percatarnos de sus señales. Disimulan sentirse mal, lo enmascaran y se aíslan. De ahí la importancia del monitoreo de su estado de salud, de las posiciones de su cuerpo y de los movimientos de su cola. Tenemos que observar mucho al gato y aprender a estudiarlo con la ayuda de nuestros queridos aliados, los médicos veterinarios. Es por esta razón que recordamos algunos principios: temperatura cálida todo el tiempo antes de las 6 semanas, higiene y limpieza ya que ningún animal se mantiene sano si no está limpio, buena hidratación, la turgencia de la piel se observa al pellizcar la piel de la nuca, el organismo está regulado por el agua, si no es así acuda a la consulta médica para que le recomienden como hidratarlo. Las heces deben ser carmelitas y formadas, la orina amarilla. Hay una vasta gama de colores de heces y orina que motivarían a un pintor.

Salud entre 6 semanas y 4 meses

Al llegar al hogar el gatico debe ponerse en una cuarentena de al menos una semana en un lugar aislado y vigilado, lo cual minimiza la posibilidad de la transmisión de enfermedades a otros animales. Tos, estornudos, parásitos internos y externos, otros.

En dependencia de la edad deben alimentarse de 2-4 veces al día, agua abundante y fresca que se cambia dos veces al día, limpieza de área de los sólidos de la caja.

A continuación aparece una fórmula sustituta de la leche de gata, que es más fuerte que la de la vaca y tiene más grasa. La fórmula para los huérfanos o en destete es fácil y económica: para 8 onzas de leche entera líquida añádale una cucharadita de miel y una cucharadita de yema de huevo pasadas por agua y un gotero con vitamina A y Complejo B. La miel y la yema de huevo se pueden ir aumentando paulatinamente.

En el caso de la leche en polvo se unen dos cucharadas soperas de leche en polvo con 8 onzas de agua hervida. Se pueden usar sales de rehidratación en caso necesario.

Literatura consultada:

Rodríguez L. 1999. Pediatría canina y felina.
Kitten Rescue. 2004. Kitten Rescue Manual.
Forte C, Hugues B. 2014. Consideraciones sobre la alimentación de caninos y felinos domésticos. Editorial Consejo Científico Veterinario de Cuba.
Hugues B y col. 2014. Consideraciones sobre la prevención de las enfermedades de los animales de compañía. Editorial Consejo Científico Veterinario de Cuba.

Los Orejas en Caracol II

En Septiembre del 2013 publicamos un artículo sobre unos cachorros que paría una gata en una bodega de la barriada del Vedado, con unos defectos característicos en el pabellón de sus orejas, que semejaban por su forma a caracoles, por lo que los nombramos provicionalmente Orejas en Caracol Cubanos.
Todo hacía preveer que nos encontrábamnos ante una nueva mutación que afectaba

las orejas, la tercera que se describiría en gatos y con ello una nueva raza, pues                                 teniendo la gata madre orejas normales, tal defecto sólo se podía explicar por que el gato padre fuera portador de un gen dominante que se expresaba en la descendencia de esa forma tan inusual,

Llevé para mi casa los cachorros según fueron naciendo hasta completar cuatro generaciones, en total siete ejemplares, cuatro machos y tres hembras, esperé su maduración y comencé un esquema de apareamientos controlados con gatos y gatas de orejas normales, por supuesto, sin ningun grado de consanguinidad y en todos los partos, sin excepción, los cachorros tenían orejas normales,

Para salir de dudas y la posibilidad de un gen recesivo, crucé hermanos Orejas en Caracol de ambos sexos e igualmente el producto fue cachorros con orejas normales.
Evidentemente, el nacimiento de cachorros con orejas en caracol no se explica por la genética Mendeliana; he consultado con genetistas en Cuba y en el exterior este fenómeno y no he logrado una respuesta,
En el transcurso de estos años he conocido de otros casos con el mismo defecto en las orejas, inclusive tuve una hembra que paría cachorros similares, pero desafortunadamente murió jóven de un cáncer de piel.
El origen de algunas razas muy conocidas en la actualidad ha sido a partir del nacimiento en una camada de un cachorro con alguna mutación que le confiere una determinada característica, pero siempre han sido casos puntuales, un solo cachorro, a diferencia de los orejas en caracol, que la madre paría consistentemente animales con el defecto.
Esperemos que algún día la ciencia nos pueda dar una explicación del origen de estos ejemplares tan curiosos.

 

Decepcionante

A la mayoría de los que hicimos nuestra esta revolución socialista y humanista, nos duele intensamente los abusos y maltratos a cualquier forma de vida y por más de treinta años hemos añorado y luchado en vano, por la promulgación de una ley protectora de animales…!y por fin parecía que había llegado la oportunidad!.

Cubanos a lo largo y ancho de nuestra isla nos aprestamos para expresar nuestros criterios sobre la necesidad imperiosa de poner fin a la impunidad conque se cometen a diario los más crueles y cobardes maltratos. a criaturas indefensas, que como nosotros, también sienten dolor y lo que es peor, no saben por que se lo infringen.

Sabiamos que miles de cubanos en muchísimas asambleas habían hecho proposiciones muy bien argumentadas, para que fuese incluído algún artículo que reflejase el sentir de la mayoría de nuestra población y asi se dijo en un programa televisivo en la sede donde se estaban analizando las propuestas, Esto nos daba confianza que apareciese en el texto final un artículo alusivo al tema y que facilitase la tan necesaria ley.

Es una verguenza que turistas que nos visitan cada vez en mayor cantidad, vean y sufran el bochornoso espectáculo que a diario se presenta en nuestras calles y plazas, en contraste a lo que estan acostumbrados a ver en sus países de origen, pues Cuba es uno de los poquísimos países considerados «civilizados» en que falta esta importantísima ley.

Pero nos preguntamos, ¿cual es el motivo que nuestra Asanblea Nacional ha sido tan reacia a través del tiempo en oir la volumtad del pueblo? Estanos seguros  que si se efectuase una encuesta nacional, las opiniones en pro de su promulgación serían abrumadoras.

¿Con qué criterio la comisión encargada del análisis de las propuestas excluyó su inclusión y con ello las aspiraciones de miles de cubanos y un doloroso sentimiento de gran decepción.

!!Que no se nos diga que en otros países con leyes de protección a animales no se respetan los derechos humanos!! Es necesario respetar los derechos humanos y los derechos de los animales, ambos no son excluyentes.

La falta de un artículo que los garantice será una imperdobable omisión y motivo de decepción a innumerables cubanos. Se ha perdido una gran oportunidad de corregir la indolencia del pasado,

NOTA: Los criterios aqui expresados son responsabilidad exclusiva del autor

Curiosidades sobre los gatos

En el siguiente artículo te vamos a mostrar un montón de datos curiosos sobre gatos. Algunos puede que ya los conozcas, pero seguro que hay muchos que te sorprenderán. ¿Sabías que…

• Los gatos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras, y sólo cuatro en las traseras.

• El gato apareció en la Tierra antes que el perro y que la mayoría de los animales que han llegado a ser domésticos. Sin embargo, ha sido uno de los últimos en ser domesticado.

• La aspirina es tóxica para los gatos.

• El gato posee 32 músculos en cada oreja. Además, funcionan como antenas parabólicas y se dirigen hacia la fuente del sonido.

• Los gatos recién nacidos tienen los ojos azules. Transcurren varios meses hasta que alcanzan su color definitivo.

• Las fosas nasales del gato tienen 19 millones de terminaciones nerviosas. Las del hombre poseen sólo 5 millones.

• A los gatos se los identifica por su nariz. El ser humano tiene huellas dactilares únicas. La nariz del gato es su «huella dactilar».

• Los bigotes del gato se caen periódicamente y vuelven a crecer. Su desaparición afecta al movimiento y al sentido de orientación del animal. Por eso es importante no cortarlos.

• Cada gato tiene su propio maullido y ronroneo. Pueden que dos gatos tengan un ronroneo parecido pero a pesar de todo siempre existe alguna diferencia.

• En las manchas de las patas, cola, orejas, nariz y boca de los siameses es donde tienen la temperatura del cuerpo más baja.

• Existe una planta que fascina a los gatos. Les hace disfrutar de momentos sublimes durante unos minutos. Se trata de la Nepeta Cataria, también llamada menta de los gatos, de la familia del tomillo y la lavanda. Su perfume desencadena un comportamiento en el animal, similar al de una hembra en celo.

• Los gatos tricolores siempre son hembras.

• Se creía que los gatos eran incapaces de distinguir los colores. Sin embargo, estudios recientes demuestran que pueden ver el azul, el verde y el rojo.

• Los gatos no pueden percibir los sabores dulces.

• El gato puede percibir sonidos aproximadamente dos octavos más altos que el hombre.

• Un gato tiene cuatro hileras de bigotes a cada lado de la cara; cuando el animal está tranquilo, permanecen de lado, mientras que se disponen hacia atrás si está en posición de ataque o defensa.

• La lengua del gato está formada por pequeños «ganchos» que les son útiles para atrapar y desgarrar el alimento.

• Los estadounidenses gastan anualmente más dinero en comida para gatos que en comida para bebés.

• La visión nocturna del gato es alrededor de seis veces mejor que la del hombre gracias al Tapetum Lucidum, una estructura del ojo compuesta por células capaces de funcionar como espejos, amplificando el más tenue rayo de luz.

• La mayoría de los gatos carece de pestañas.

• El ronroneo no siempre significa tranquilidad. El gato también ronronea cuando está enfermo o asustado, y se dice que lo hace para tranquilizarse a sí mismo.

• Los gatos duermen de 16 a 19 horas diarias. Pero aún dormidos, están alertas a cualquier estímulo.
Además de hacerlo con la nariz, los gatos huelen con un órgano, llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca.

• La cola es un órgano fundamental para el equilibrio del gato. Funciona como una pértiga en manos del equilibrista o funambulista.

• Los gatos pueden «vocalizar» en torno a cien sonidos diferentes, mientras que los perros sólo diez.

https://www.mundogatos.com/g-curiosidades.html

Nuestras disculpas

Queremos pedir disculpas a nuestros asociados y visitantes a este sitio, por su desactualización de los últimos meses, pues hemos tenido serias dificultades con nuestra conectividad a Internet, lo que no nos ha permitido subir nuevos materiales. En estos momentos esta situacion se ha superado y continuaremos ofreciéndoles reportajes de nuestras actividades y artículos interesantes sobre nuestros amados gatos.

Curiosidades gatunas

  1. La mayoría de los gatos son alérgicos a la lactosa

¿Te preguntas si los gatos pueden tomar leche? Si bien la imagen de un minino con un plato de leche está muy presente en el imaginario popular, la mayoría de los gatos adultos es, en realidad, alérgica a la lactosa.

Todos los cachorros de mamíferos nacen preparados para digerir y asimilar la leche materna y este es su mejor alimento. Durante el periodo de lactancia, los gatos bebés producen una gran cantidad de una enzima llamada lactasa, que es la responsable de digerir la lactosa de la leche materna. Pero cuando alcanza el periodo del destete, la producción de esta enzima disminuye progresivamente, preparando el organismo del animal para dejar de consumir la leche materna y empezar a alimentarse por su propia cuenta.

Aunque algunos mininos pueden continuar generando una baja cantidad de enzimas en la edad adulta, la gran mayoría deja de producirla y se vuelve incapaz de digerir la lactosa. Por eso, es un falso mito que la leche es un alimento adecuado para los gatos. De hecho, el consumo de este alimento y sus derivados puede provocar numerosos problemas gastrointestinales en tu minino.

  1. Los gatos no perciben los sabores dulces

Si bien tienen la visión y la audición muy superiores a la nuestra, el sentido de gusto de los mininos está menos desarrollado. Mientras una persona posee más de 9000 bulbos gustativos, los gatos cuentan con menos de 500, y ello se traduce en una más limitada capacidad de identificar la variedad de sabores que ofrecen los alimentos. Además, los felinos solo producen una de las dos proteínas necesarias para asimilar la información de los sabores dulces. Por ello, aunque detecten fácilmente los gustos salados, ácidos y amargos, los gatos no perciben los sabores dulces.

Muchos expertos afirman que esta sería una importante habilidad autodefensiva desarrollada por los felinos durante su proceso de evolución. Como los alimentos azucarados resultan dañinos para su organismo, pudiendo provocar diarreas, cólicos o flatulencias, su paladar puede haber evolucionado a tal punto de rechazar el sabor dulce.

  1. Emiten muchos sonidos, pero su lenguaje es mayormente corporal

Seguramente, te encanta escuchar como tu gato ronronea al recibir una caricia o maúlla para invitarte a jugar, pero quizá aún no conozcas todos los sonidos que los gatos emiten y cuáles son sus significados. Actualmente, se estima que los gatos pueden emitir hasta 100 vocalizaciones distintas, y, al contrario de lo que se pensaba antiguamente, hoy se sabe que los gatos utilizan sonidos no solo para “hablar” con sus humanos favoritos, sino que también los usan para comunicarse entre ellos, principalmente cuando son cachorros y necesitan llamar la atención de sus madres.

Si bien su capacidad de vocalización es sorprendente, nuestros mininos utilizan mayormente el lenguaje corporal para expresar sus emociones, estados de ánimo y percepciones de la realidad. El lenguaje corporal de los gatos es sofisticado y complejo, comprendiendo una gran variedad de posturas, gestos y expresiones faciales. Para tener una idea, solo con los movimientos y posiciones su cola, tu felino puede decirte muchísimo sobre cómo se siente y cómo percibe cada situación de su entorno.

  1. Tienen más huesos que nosotros

Nuestros mininos pueden ser más pequeños que nosotros, pero su cuerpo tiene más huesos que el nuestro. Un gato adulto saludable tiene cerca de 230 huesos24 más que el esqueleto humano, y los discos entre sus vertebras son más espesos que los de una persona. Esta estructura ósea, combinada con su musculatura bien desarrollada, permite que los felinos tengan una gran elasticidad y desempeñen saltos extraordinarios, así como introducirse en huecos y espacios aparentemente imposibles.

  1. Newton podría haber creado la primera “puerta gatera”

Todos conocemos las famosas “puertas para gatos” o «puertas gateras», ¿verdad? Pero pocos saben que este podría haber sido uno de los inventos de Isaac Newton, el magnífico pensador que ha marcado un antes y un después en la Física.

Como nos cuenta el científico y escritor CyrilAydon, en su libro “Historias curiosas de la ciencia”, Newton habría pensado en una forma de permitir que su gata saliera al exterior del hogar cuando deseara, sin interrumpir sus preciosos momentos de concentración y experimentos. Entonces, se le ocurrió hacer un agujero en su puerta para incorporar un acceso exclusivo para su minina y sus cachorros. Y así, habría surgido la primera “puerta gatera” de la historia.

  1. Los gatos también tienen récords mundiales

No solo los humanos figuran en el Libro Guiness de los récords mundiales. Muchos mininos han ganado su lugar en este compilado de cifras destacadas, tras realizar algunas hazañas.

Creme Puff, nacido en Texas (Estados Unidos), ostenta el récord de ser el gato más longevo del mundo, habiendo vivido durante 38 años. Por otro lado, Himmy, de Queensland, es registrado como el minino más pesado hasta la actualidad, con un peso corporal superior a 21 kg. Y una gata llamada Towser mantiene su título como la mejor cazadora de ratones del mundo, habiendo capturado casi 29.000 ratones en toda su vida.

  1. Sus huellas dactilares están en la nariz

Cada persona tiene una composición única en sus huellas dactilares, por lo cual su identidad puede ser reconocida por esta impresión natural. De la misma manera, cada gato posee un diseño único e inigualable en el cojín de su nariz, siendo esta otra curiosidad de los gatos que seguro desconocías. Más que huellas dactilares, nuestros mininos tienen huellas nasales. Curioso, ¿verdad?

  1. Sus bigotes también componen sus sentidos

Los bigotes de tu gato no son sencillos pelos, sino que integran sus capacidades sensoriales. Así como las pestañas y los pequeños pelos debajo de la barbilla, sus bigotes actúan como sensores de movimiento. Al combinarse con sus células olfativas, permiten que los felinos detecten rápidamente presas, posibles depredadores, hembras en celo, alimentos venenosos o en descomposición, territorios de otros felinos, etc.

  1. Los gatos pueden ver en color

Por muchos años, ha prevalecido una creencia de que los gatos ven en blanco y negro, pero con el tiempo se ha demostrado que ello es un falso mito. En realidad, los ojos de nuestros mininos no poseen las células del cono rojo, por lo cual no pueden percibir las tonalidades de rojo y rosa. Pero sí tienen las células del cono azul y verde, siendo capaces de distinguir tonalidades de amarillo, azul y verde. Aunque demuestren cierta dificultad para reconocer la saturación de estos colores.

  1. Si se frota contigo, eres suyo

¿Tu minino suele frotarse contigo? Ello puede parecerte una bella demostración de amor, pero tu gato lo hace para dejar su olor en ti e informar de que eres de su propiedad. Es una forma que tienen los gatos de marcar su territorio, es por ello que también solemos ver cómo se frotan por los muebles del hogar, etc. Por supuesto, si lo hace contigo, también significa que te tiene tanto aprecio que te ha elegido como alguien suyo o, simplemente, lo hace como demostración de cariño. también cabe la posibilidad de que lleve a cabo este comportamiento para captar tu atención por algo; todas estas teorías son válidas y abaladas por los etológos felinos.

  1. Te amasa porque te quiere

Muchos tutores se preguntan por qué los gatos amasan con tanta frecuencia. Cuando son bebés, los gatos amasan los pezones de sus madres para estimularlos y succionar más leche. Se trata de un movimiento natural que es parte del vínculo único que los gatitos comparten con sus progenitoras. Este contacto les genera una sensación de placer y bienestar, ya que se sienten acogidos junto a sus mamás.

Cuando un gato adulto amasa a sus tutores, esta es una forma de expresar que se siente tranquilo y a gusto en su compañía. Por ello, si tu gato te amasa, es porque te quiere y compartir este momento contigo le genera enorme placer, siendo este dato otra de las curiosidades de los gatos que probablemente desconocías.

Sobre el Proyecto de Constitución

Compañeros y colegas:

Tenemos una buena oportunidad para concretar nuestro compromiso y amor por los animales.

Este correo está escrito con el ánimo de estimular una reflexión – aunque estoy segura que muchos de Ustedes ya están pensando sobre el mismo tema – sobre el papel de los animales (İTODOS los animales!) en nuestras vidas y nuestros deberes con ellos.

En el contexto de la consulta popular para que el pueblo analice el Proyecto de Constitución, nos da una importante posibilidad de sumar al debate el reconocimiento legal del bienestar y la protección animal en Cuba y proponer la inclusión de un artículo (o sub-artículo) en la Constitución que reconozca a los animales como seres sensibles y merecedores de un tratamiento ético y humanitario. Con un reconocimiento y/o mandato legal en la Constitución sobre el tema, tenemos la “luz verde” para que la Asamblea Nacional aprueba en el futuro una Ley del Bienestar y la Protección Animal.

Una propuesta concreta de artículo (pero puede modificarla):

“El Estado promueve el bienestar y la protección de los animales y les garantiza un tratamiento ético y humanitario. Los reconoce como seres sensibles y esenciales para el bienestar de las personas para su salud y desarrollo económico, intelectual, afectivo y terapéutico.”

Una sugerencia donde pueda aparecer dicho artículo es bajo Capítulo III: Derechos Sociales, Económicos y Culturales (párrafo #189) como parte final del Artículo 86 (párrafos #226 y 227). A continuación puede encontrar el texto referido:

189. CAPÍTULO III: DERECHOS SOCIALES, ECONÓMICOS Y CULTURALES

226. ARTÍCULO 86. Todas las personas tienen derecho a vivir en un medio ambiente sano y equilibrado.

227. El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo sostenible de la economía y la sociedad para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras.

228. La propuesta sobre los animales

Otra sugerencia es que pueda ser un artículo independiente

!!!Bochornoso!!!

Este artículo fue publicado en el sitio Guardabosquescuba.org el 23 de julio del presente año.

Lourdes Olivera
Con mucho dolor lamento decir que hoy pude confirmar que este angelito, a quien su protector le llamaba Muñuñe, fue una de las víctimas de la masacre de peluditos que hicieron en el Hospital Hermanos Ameijeiras en este mes de julio.

Junto a Odalys Jaramillo y Gilda Arencibia lo desparasitamos externamente y le pusimos una identificación para protegerlo del tan sufrido maltrato animal, pero no lo pudo salvar del envenenamiento realizado por directivos de la Institución.

Según me contaron hoy allí, el veneno fue preparado en el laboratorio y mezclado con picadillo y colocado en unos recipientes de laboratorio, los cuales situaron en el lugar que frecuentaban los gatos, de los cuales fueron exterminados 41. Este bello perrito caminaba por ese lugar y allí encontró la muerte.

También supe que los cuerpos sin vida de tantos animales estuvieron varios días sin que fueran recogidos, lo cual debieron también de planificar y así evitar el mal olor de la putrefacción y lo que puede conllevar esa infección que así provocaron.

Esta acción realizada por  algunas personas de una Institución de salud, que como todas en nuestro país, trabaja y duro por salvar y preservar vidas es bochornosa y me avergüenza.

Wendy Reyes comenta: Hospital Clínico Quirúrgico “Hermanos Ameijeiras”, Asamblea Nacional Cuba. Su vida importaba para muchos, masacre, envenenamiento no es la solución. Y Si el tema es la higiene, por que dejaron sus cuerpos sin vida descomponerse donde mismo perdieron la vida en los alrededores del hospital?Con esterilización y concienciación esto puede evitarse. #NoMás #LeydeProteccionAnimalenCuba #LaHaban

Tenemos noticias que de forma similar se llevó a cabo un envenenamiento masivo en la ciudad de Holguin por las autoridades de Salud Pública de esa localidad, donde murieron  cientos de gatos y perros, callejeros y mascotas con dueños.

¿Y si un indigente hubiese comido de ese picadillo? ¿Daño colateral?

!!!QUE VERGUENZA!!!

Lo normal

Como se nota que un gato esta enfermo

Salud y enfermedades de los gatos ¿como detectarlas?

Cuando se sienten mal, casi siempre lo evidencian de alguna manera en particular.

Aprende a detectar las enfermedades a tiempo para que tu gato viva más sano y feliz.

Por más sano que se encuentre el gato, es preciso que periódicamente lo lleves al veterinario para que el profesional lo examine, lo vacune o atienda posibles trastornos. Esta medida debe ser tomada incluso antes llevar una mascota recién adquirida, y continuará a lo largo de toda su vida.

Lo primero que debe hacer un veterinario al atender por primera vez a nuestro gato es practicarle un reconocimiento exhaustivo que incluirá la boca y las encías, la aplicación de vacunas si el gato ya tiene ocho o nueve semanas y el palpado de todo el cuerpo. Después, seguramente tendrá que responder a algunas preguntas respecto al comportamiento de la mascota. Un gato sano se mantiene alerta, atento a todo lo que pasa y se muestra seguro de sí mismo. Controlarlo periódicamente no requiere demasiado esfuerzo, pero hay que hacerlo siempre para detectar cualquier síntoma de enfermedad.

Síntomas para detectar enfermedades en los gatos:

Si tu gato presenta alguno de estos trastornos, no dudes en consultar con el veterinario:

  • Problemas oculares: secreciones, inflamación del párpado, cambio de color de los ojos, sensibilidad anormal a la luz, tercer párpado visible, problemas de visión.
  • Trastornos auditivos: secreciones, cera marrón oscura en el oído, se rasca o se frota en exceso, mueve o ladea la cabeza, son signos claros de que la mascota puede presentar bultos o inconvenientes para oír.
  • Inconvenientes respiratorios: dificultad para respirar, estornudos constantes, tos, secreciones, fiebre.
  • Afecciones en la piel: se rasca continuamente, pierde mucho pelo, se limpia en exceso, presenta picaduras, zonas con calvicie, tiene pulgas u otros parásitos o hinchazones bajo la piel.
  • Problemas digestivos: vomita en forma continua, tiene diarrea, o estreñimiento persistente, pérdida del apetito, aparece sangre en heces.
  • Trastornos del sistema nervioso: tiene convulsiones o ataques, espasmos musculares y temblores, parálisis parcial o completa, andar inestable e irritación aguda de la piel.
  • Enfermedades cardiovasculares: sufre colapsos o desmayos, tiene una coloración azulada en las encías, presenta dificultades respiratorias, no quiere hacer ejercicios ni moverse mucho.
  • Afecciones del aparato reproductivo: presenta sangre en los genitales, secreciones anormales, inflamación en las glándulas mamarias o en los testículos.
  • Parásitos internos: se diagnostica por medio de presencia de lombrices en las heces, diarrea persistente, granos en la zona del ano; se lame o se frota la parte trasera, tiene hinchazón abdominal y pierde peso.
  • Disfunciones del aparato urinario: puede aparecer sangre en la orina, incontinencia o exceso de orina, sed excesiva.
  • Problemas musculares u óseos: dificultades para caminar, cojera, inflamación de patas u otra parte del cuerpo, sensibilidad cuando se toca determinada zona, resistencia a caminar o saltar y andar inestable.
  • Trastornos de conducta: duerme demasiado, bebe más agua de lo normal, no quiere salir a la calle, no come, está agitado, aúlla, se esconde sistemáticamente.

Historia del gato

Bastet

La historia del gato se define sobre todo por la percepción que el hombre tiene del pequeño félido. Se cree que la domesticación del gato comenzó entre el 7.500 y el 7.000 a.C. La visión que el hombre tiene del gato difiere totalmente de una época a otra, yendo desde el Antiguo Egipto, cuando lo veneraban, hasta la Edad Media, cuando los quemaban en las hogueras.

Índice

  • 1 Etimología
  • 2 Origen del gato
  • 3 Historia
    • 3.1 Domesticación del gato
    • 3.2 Antiguo Egipto
    • 3.3 Grecia y antigua Roma
    • 3.4 Asia
      • 3.4.1 China
      • 3.4.2 Japón
      • 3.4.3 India
    • 3.5 Europa medieval
      • 3.5.1 Usos del gato
    • 3.6 Época moderna
      • 3.6.1 Aparición de las razas
  • 4 Enlaces externos
  • 5 Referencias

 

Etimología

Aunque al macho se le llamaba myeou en el Alto-Egipto, haciendo referencia a la onomatopeya de su maullido, a las hembras las llamaban techau, nombre que han encontrado grabado en muchas tumbas de mujeres. De este término deriva el nombre chaus, que ahora denomina a un gato salvaje de Egipto y de Asia, Felis chaus.

Después se le atribuye el nombre de qato en siríaco. Parece que ésta sea la verdadera raíz del término italiano gatto. Sin embargo hay otros orígenes posibles, sobre todo el adjetivo latino cautus, que significa astuto o agudo, o también el verbo francés guetter en el sentido de espiar, ya que el gato es un animal activo que tiene la vista y el oído siempre alerta. Algunos etimologistas creen que se trata de una fantasía, ya que el uso de la expresión qato se empieza a usar en Egipto varios siglos antes de la aparición del gato en Atenas, Roma o en la Galia. A pesar de todo no es fácil diferenciar, en los textos antiguos, al gato de otros cazadores de ratas como la marta, la garduña, o la comadreja. Los griegos llaman a los gatos ailouros, que significa «animal que mueve la cola». Este término se conservó para denominar a los amantes de los animales: los ailurofílicos. En la Edad Media, gatti o cattine fella designaban las pieles de gato. En esa época también se usaban otros términos para designar al gato doméstico. Todos empiezan por la palabra latina mus, que significa ratón. Encontramos sobre todo musio, murio, murilegus y muriceps. Estas denominaciones muestran hasta qué punto está intrínsecamente ligado el gato a la caza de ratones.

La palabra gato reemplazó al felis latino genérico. Parece que este término no sea resultante del latino catus, prudente, ni de catulus, cachorro de perro, ni de captura, sino que vendría de África, donde se dice kadista en nubio antiguo, qato en siríaco, kattos o katta en griego o del árabe quett.

Partiendo de esta base podemos identificar el término gato en muchas lenguas aunque con ligeras modificaciones, a diferencia de perro, cuyas sonoridades difieren totalmente. Así que tenemos chat en francés, cat en inglés, katze en alemán, gato en español, katt en sueco, gatto en italiano, kat en holandés y en danés, por ejemplo.

No es hasta el siglo XVIII cuando aparecen términos derivados de gato, como gatito o gatera.

Origen del gato

Los carnívoros actuales comparten un antepasado común que probablemente esté relacionado con los miacis. Estos pequeños carnívoros de los bosques aparecieron hace alrededor de 60 millones de años y tenían la velocidad y la talla de las jinetas actuales, con un cuerpo alargado y una larga cola. Quedan pocos fósiles en el hemisferio norte.

El origen de los felinos está mal documentado en el registro de los fósiles ya que los antepasados de los félidos vivían normalmente en zonas tropicales, que no ofrecen buenas condiciones de fosilización. Las especies desaparecidas consideradas más cercanas al antepasado de los felinos serían el proailurus (pequeño carnívoro europeo y arborícola aparecido hace 40 millones de años) y el pseudaelurus que vivía hace de 9 a 20 millones de años en Europa y en Asia, y de los que se apartaron los felinos actuales hace 10,8 millones de años.

Durante el oligoceno, los félidos se repartieron en dos subfamilias. La primera era de la clase Nimravidae, y la segunda de la Felidae. Es en ésta última clase donde se encuentra el antepasado común de los félidos actuales, el proailurus. Durante el mioceno, los descendientes de éste último, los pseudaelurus, se diversificaron y entraron en África y América.

Unos diez millones de años a.C. formaron la raíz de los félidos modernos, favorecidos por las estepas y las sabanas, ricas en presas herbívoras. Es en esta época cuando aparecieron los félidos de caninos largos, que vivirían hasta el año 10.000 a.C.9. El linaje de pequeños y grandes felinos aparece hace cinco millones de años; originarios de Asia, se dispersan por todo el mundo en el plio-pleistoceno, excepto en Australia y Madagascar.

El gato doméstico pertenece al género Felis desde que Carl von Linneo describió por primera vez en 1758 como Felis catus en la trigésima edición de Systema naturae, pero su posición en la clasificación de los seres vivos cambió mucho.

En 2006 se realizaron trabajos sobre los cromosomas sexuales y el ADN mitocondrial de todas las especies de felinos, conjugados a investigaciones paleontológicas, que revelaron que el linaje del gato doméstico (Felis catus) ha divergido verdaderamente hace 3,4 millones de años, en el plioceno, en los desiertos y bosques densos de la cuenca mediterránea. En 2007 se llevó a cabo otro estudio molecular sobre 979 individuos de gato de las arenas y de gatos salvajes de diferentes sub-especies en el que el gato doméstico ha permitido mostrar los vínculos entre el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica) y el gato doméstico: éstos se habrían separado hace alrededor de 130.000 años.

Árbol filogenético de Felis silvestris

 
   Felis silvestris silvestris – Gato montés europeo
 
 
   Felis silvestris cafraFelis silvestris cafra
 
 
 
   Felis silvestris ornata – Gato ornado
 
   Felis silvestris bieti – Gato de Biet
 
 
 
   Felis silvestris lybica – Gato del desierto
 
   Felis silvestris catus – Gato doméstico
 
 
 
 
 

Historia

Domesticación del gato

Los primeros descubrimientos paleontológicos sitúan los primeros focos de domesticación del gato en Egipto hacia el 2000 a.C., pero el descubrimiento en 2004 de los restos de un gato al lado de los de un humano en una tumba en Chipre aplaza el inicio de esta relación de 7500 a 7000 años a.C. El gato descubierto presenta una morfología muy cercana a la del gato salvaje africano, sin las modificaciones del esqueleto debidas a la domesticación: se trataba de un gato acostumbrado, más que domesticado. La cohabitación de los gatos y los hombres empezó probablemente con el aparición de la agricultura: el almacenaje del cereal atrajo a los ratones y a las ratas, que a su vez atrajeron a los gatos, sus depredadores naturales.

El estudio realizado por Carlos Driscoll sobre 979 gatos permitió determinar el origen probable del gato doméstico: es en el Creciente fértil donde los felinos y los hombres habrían establecido contacto. Hubo cinco domesticaciones distintas del gato del desierto, hace entre 8000 y 10000 años.

El gato doméstico no es la única especie entre los Felinae usada como animal de compañía, el gato del desierto y el puma yagouaroundi están o estuvieron domesticados para cazar ratones y ratas.

Antiguo Egipto

Los antiguos egipcios usaban para llamar al gato la onomatopeya « miou», cuya transcripción es miw en masculino y miwt para el femenino (el español usa también este tipo de onomatopeya, que se encuentra en el verbo maullar).

       
o
       
          miw               miwt

Se cree que la domesticación del gato tuvo lugar en Egipto durante el 3º milenio a.C.. Se convirtió en un animal de compañía apreciado por su dulzura, su gracia y su indolencia, pero el gato es sobre todo un animal protector. Al cazar pequeños roedores, protege los silos donde los egipcios guardaban su cosecha (sobre todo el trigo), recurso vital para este pueblo de agricultores. Al cazar ratas, el gato elimina un vector de enfermedades graves (como la peste). Además, al cazar serpientes (sobe todo víboras cornudas), hace más seguros los alrededores de los hogares próximos a donde establece su territorio.

En las cortes de Egipto el gato era idolatrado. Esta tendencia a venerar a los animales se encontraba ya en el antiguo Egipto. Antes, los sacerdotes consagraban sus atenciones al león, pero éste era feroz y pesado, y el gato no tuvo problemas para imponerse. Aunque en esa época no estaba perfectamente domesticado, se mostraba al menos más dócil. Además, los sacerdotes señalaron que con el paso de las generaciones, el pequeño felino aceptaba cada vez mejor al hombre y se dejaba incluso acariciar.

La primera consagración del gato tuvo lugar cuando la diosa Bastet, símbolo de la fecundidad y de la belleza, se representó con una cabeza de gato. La diosa simbolizaba la luz, el calor y la energía solar, pero también, debido a sus rasgos felinos, representaba el misterio, la noche y la luna. Además, se pensaba que ayudaba a la fecundidad de hombres y animales, que curaba enfermedades y que velaba las almas de los muertos. Así se puede entender que las leyes del faraón impusieran una protección rigurosa para los gatos. Quien matara a uno de los pequeños felinos se arriesgaba a la pena de muerte. Se cuenta que un dignatario romano que mató accidentalmente a un gato fue linchado por la población a pesar de la petición de calma del faraón, deseoso sobre todo de que Roma no interviniese en su territorio.

Los faraones también consideraban sagradas a las serpientes, a las vacas y a los peces, pero el gato seguirá siendo sin embargo el más sagrado de todos. El culto y la preocupación por el bienestar del gato se transmitirá de padre a hijo. Los funerales de los gatos se colmaban de todos los honores de estado y la familia a la que pertenecía guardaba luto y se afeitaba las cejas. Cuanto más rica era la familia, más importantes eran los funerales y más suntuoso era el sarcófago. Acompañaban al gato ratones embalsamados. En 1890 se descubrieron en Tell Basta, la antigua Bubastis, en otro tiempo capital de Egipto, más de 300.000 momias de gatos. Estaban aún guardadas en sus pequeños cofres de madera esculpida o rodeadas de juncos colorados y entrelazados. Los cuerpos estaban envueltos en bandas de colores ricos y variados, y tenían la cara cubierta con una máscara sobre la que se podía distinguir el hocico, los ojos, las orejas y los bigotes.

El respeto de los egipcios hacia los gatos se demostró en el año 525 a. C., cuando los persas asediaban Pelusio en vano. Cambises II tuvo entonces la idea de atar gatos en los escudos de los 600 soldados. Los egipcios no se atrevieron a contraatacar por miedo a herir a los gatos, por lo que la ciudad cayó en manos del invasor persa.

El culto a Bastet empezó a decaer a partir del 350 a. C., y desapareció totalmente en el 390 bajo orden de un decreto imperial. Subsisten, sin embargo, muchas pinturas murales que relatan las diferentes etapas de la vida del gato en la sociedad egipcia, en especial la expuesta en el British Museum de Londres, que representa un gato acompañando a su dueño en la caza y teniendo inmovilizados a dos pájaros mientras tiene un tercero en la boca.

Grecia y antigua Roma

Según la leyenda, los egipcios rechazaban las peticiones apremiantes de los griegos para comerciar con los gatos, a los que veneraban como a dioses. Los griegos decidieron entonces robar los gatos. Cogieron al menos seis parejas y las llevaron a Grecia. Algunos meses después nacieron las primeras camadas, y algunos años después, los criadores pudieron vender gatos a los Romanos, a los Galos y a los celtas. La especie se extendió poco a poco por todos los países mediterráneos. En Grecia, antes de la llegada del gato, la garduña, la comadreja y la mofeta se ocupaban de desratizar y proteger las cosechas. La acogida del gato fue más bien moderada. Aunque no los adoraban como los egipcios, los griegos adoptaron al animal, reconociendo su don como cazador, pero reconociendo también que era más agradable para la convivencia, ya que era más bonito, refinado, dócil y limpio que las mofetas y las garduñas. El gato se usaba a veces como animal de compañía, aunque los griegos preferían al perro. El gato era en principio un juguete, un regalo caro traído de Egipto para ofrecerlo a las cortesanas.

Se cuenta que una joven griega, que tenía muchas ganas de tener un gato egipcio, rompió con su prometido ya que éste se negaba a ir a Egipto a buscarle uno, y se buscó un novio nuevo que sí aceptó.

Sin embargo, se encuentra la huella del gato en algunas representaciones griegas que muestran cierta animosidad hacia los pequeños felinos, como es el caso del zócalo de una estatua que data del 480 a.C., que representa a unos griegos azuzando a un perro contra un gato, que tenía las orejas bajas y el lomo erizado. A pesar de la acogida más bien tibia que el gato tuvo por parte de los griegos, éste consiguió que lo aceptaran y que poco a poco lo apreciaran. Esopo lo asociará a la forma femenina, al amor y a la belleza.

En cambio, la antigua Roma acogió al gato como animal de compañía y como cazador de ratas. Al principio, sólo las familias romanas ricas tenían gato, pero ya que se trata de un animal prolífico, todos los romanos pudieron tener uno poco después. El pequeño felino era especialmente apreciado por los soldados romanos, que lo llevaban con ellos en sus campañas. Sin embargo, éstos últimos dejaron a alguno de sus gatos por el camino, lo que ayudó a la propagación del animal por toda la antigua Roma. En las islas Británicas, sin embargo, fueron los comerciantes fenicios los que introdujeron al gato, intercambiándolo por el estaño de las minas de Cornualles.

El felino poseía incluso su propia diosa, Bastet. Plinio el Viejo describió al gato, en el siglo I a.C. en su Historia natural, como protector de los graneros, apreciado por su belleza, su amistad y su independencia, como demuestran los frescos y los mosaicos que lo representan como un símbolo de libertad.

El gato estaba de moda en la sociedad romana, y un gran número de lugares que llevaban el nombre de gato son resultado de conquistas imperiales.

En 392, después de que el culto de Bastet y el de Diana se fusionaran, el emperador cristiano Teodosio prohibió los cultos paganos. Los gatos sufrieron la desconfianza de los humanos, que duraría varios siglos. En el siglo V, el gato se establece en toda Europa y las invasiones bárbaras traen la peste, oficializando el estatus del gato como cazador de ratones.

Asia

China

Asia emprende muy buenas relaciones comerciales con Europa. El gato se intercambia con finas sedas y de esta forma llega a China. Los primeros rastros de gato que se encuentran en China datan de la dinastía Han, alrededor de 1.000 años a.C.

El animal fue acogido calurosamente, por su belleza y su don cazando ratones. Se convierte en símbolo de paz, de fortuna y de serenidad de la familia. En esta época, el gato es un animal doméstico reservado a las mujeres, se le da el poder de atraer la mala suerte y de alejar a los demonios con la ayuda de sus ojos brillantes. La divinidad agreste Li-Show tenía la apariencia de un gato.

Japón

Los gatos llegaron a Japón en el siglo VI al mismo tiempo que la doctrina budista, pero su introducción real data del 19 septiembre de 999, fecha del aniversario del emperador Ichijo, al que le regalaron un gato por sus trece años. La imagen del gato evolucionó mucho en Japón, donde será considerado a veces portador de buena suerte por su pelaje de concha de tortuga, y otras veces maléfico por su cola ahorquillada. El éxito del gato es tan importante en el país que una ley del siglo XVIII prohibió el encarcelamiento y el comercio del animal. Algunas historias cuentan que los japoneses mimaban tanto a sus gatos que éstos dejaron de cazar ratones, que llegaron a proliferar hasta tal punto que los japoneses tuvieron que pintar gatos en las paredes de sus casas para cazar a los roedores.

El gato está bien representado en el arte japonés, primero bajo los trazos de una concha de tortuga blanca, y después cada vez más como gatos blancos sin cola: el bobtail japonés. Hubo grandes pintores ilustres en la representación de gatos, como Utagawa Hiroshige o Utagawa Kuniyoshi. Utamaro relaciona siempre a los gatos con las mujeres hermosas, relación que se encuentra en poemas japoneses, donde el gato está estrechamente asociado a las gracias de la mujer. Símbolo de la sensualidad y del deseo, el gato representa igualmente el encanto de la decadencia. Sin embargo, hay también una versión sombría e inquietante del gato, resultante de la tradición popular. Por ejemplo Aïnous, el gato resucitado, el gato nacido de las cenizas de un monstruo, y el de Okabe, de dos colas. Pierre Loti evoca igualmente en sus Japoneries d’automne un corro de gatos que se reunían en una jardín aislado en las noches de invierno, bajo la luz de la luna.

La leyenda del gato-vampiro de Nabeshima, muy contada durante la era Edo, pone en escena un gato demonio o un gato vampiro atacando a la familia Nabeshima.

India

En la India, el gato es honrado como en Egipto, y la diosa de la fecundidad, Satí, tiene la apariencia de un gato, igual que Bastet. Hay pequeñas estatuas hechas de cerámica que muestran esta honra. Se instalaban en ellas pequeñas lámparas de aceite para asustar a los ratones por la noche, de la misma forma que los ojos del gato se iluminan por la noche. Esta facultad se usó también para alejar a los malos espíritus. Los budistas aprecian la capacidad de meditación del gato, sin embargo, éste no forma parte de los cánones del budismo. Ésta exclusión resulta de un incidente sucedido a un gato que se quedó dormido durante los funerales de Buda.

Europa medieval

El gato tiene buena reputación en la Europa de la baja Edad Media, sobre todo en el campo, donde los campesinos lo aprecian por su talento como cazador, en especial en las cuadras y en los almacenes. A pesar del juicio de la iglesia católica,3 que lo consideraba una criatura demoníaca, los conventos y los monasterios los usaban para acabar con los roedores. Los irlandeses creían incluso que los alimentos que entraban en contacto con un gato, al igual que con otros animales, ya no se podían comer y se volvían impuros. Las penitenciarías ponían castigos que iban desde el ayuno hasta varios días a dieta severa a base de pan y agua para los que comieran cualquier alimento o líquido que hubiera estado en contacto con un animal. De la misma manera, la iglesia desaprobó un exceso de familiaridad con los animales y en especial con el gato, que es el único animal que tenía acceso a toda la casa.

Las primeras persecuciones comenzaron en el Vº siglo, San Patricio y después el papa Gregorio Magno declararon su cariño hacia el gato. En esta época se pueden ver gatos en las representaciones de Santa Ágata y Santa Gertrudis. El gato se beneficiaba de cierto respeto en el siglo XI cuando llegaron a Europa las primeras hordas de ratas negras para devorar los cereales y la fruta.

En principio, la imagen de los gatos es positiva en el islam por el afecto que sentía Mahoma por ellos,4 ya que su gata Muezza lo salvó de la mordedura de una serpiente. Otra historia cuenta que un día Muezza se quedó dormida al lado del profeta en su cama. Cuando éste se tenía que levantar, como no quería despertar a la gata, cortó un trozo de su túnica, sobre la que reposaba el animal. Hay muchas otras historias sobre el gato en el Corán y, tradicionalmente, los musulmanes querían conservar a los gatos. Además, maltratar a un gato se consideraba un grave pecado en el islam.

Desgraciadamente, la renovación de los cultos paganos después de la peste negra y el resurgimiento del culto de Freyja, la diosa germano-escandinava de la fecundidad, hacia la mitad del siglo XIV, provocó la pérdida de los gatos, que desde entonces se asoció a cultos infernales, debido a su antigua adoración por parte de los paganos y sobre todo por el reflejo de la luz en sus ojos, que se creía que eran las llamas del infierno. En la simbología medieval, el gato se asociaba a la mala suerte y al mal, y dado que era negro, también se asociaba al disimulo y a la feminidad. Su comportamiento sexual muy expresivo, su gran necesidad de dormir, considerada pereza, y sus vagabundeos han contribuido a forjar una imagen negativa. Era el animal del diablo y de las brujas. Se le atribuían poderes sobrenaturales, como la facultad de tener siete vidas. En el caso de los gatos negros, color que se asociaba al diablo, una única mancha blanca en el pecho o en el cuello les concedía clemencia, ya que se consideraba que era una manifestación divina.

La inquisición, el Papa Inocencio VII y su edicto de 1484 hicieron que se sacrificaran gatos para las fiestas populares, lo que marcó un gran período de persecución para el felino. Este edicto tuvo un impacto importante en las clases populares y luego se extendió a la nobleza.

Se consideraba que el diablo se disfrazaba de gato en sus visitas a la tierra, y fue condenado al igual que sus maestros, los brujos y las brujas. Según ciertas fuentes, fueron muchos los que se quemaron vivos en las plazas públicas. Otras afirman, sin embargo, que las grandes investigaciones realizadas en los archivos invalidan esta hipótesis. Las condenas de gatos a la hoguera serán insignificantes al igual que las de gallos y se encontrarán más de sapos o de lobos.

En Inglaterra, bajo el reinado de María Tudor, se queman gatos como señal de la herejía protestante, mientras que bajo el de Isabel I, se queman como señal de la herejía católica.

La inquisición reunía en la misma hoguera a los herejes, a las brujas, a los asesinos y a los gatos en la noche de San Juan. En las grandes plazas de los municipios, los lugareños erigían hogueras en las que echaban a los gatos que habían capturado. Fue así como el gato estuvo ausente en la gran peste negra del siglo XIV. Las creencias duraron varios siglos, alimentadas por los hombres de la iglesia, los soberanos y los príncipes.

Sin embargo, el Renacimiento significó un cierto cambio en la suerte de los gatos, especialmente debido a su acción preventiva contra los roedores, devoradores de las cosechas. Habrá que esperar hasta 1648 para que el rey Luis XIV, gran amante de los gatos, prohibiera quemar a los gatos en la hoguera de la noche de San Juan, ya que calificaba esta tradición de bárbara y primitiva. Sin embargo, no fue hasta la revolución francesa cuando las hogueras se consideraron unánimemente supersticiones y actos de crueldad.

Usos del gato

Durante la Edad Media, además de para cazar ratones, el gato se usa para varios fines, sobre todo médicos y alimenticios. La medicina medieval utilizó diferentes partes de los gatos para preparar ungüentos y medicamentos. Los excrementos de los gatos entran frecuentemente en la preparación de recetas para disminuir la caída del cabello o para curar la fiebre o la epilépsia. La grasa y la médula del gato se encuentran en los preparados para curar la artritis y otras dolencias articulares como la gota, y la carne se usaba para curar los dolores de espalda o para tratar las hemorroides. Algunos tratados de medicina precisan incluso el color del gato que hay que usar dependiendo de si el origen de la enfermedad es caliente o frío. Se aconseja usar un gato negro si el origen de la enfermedad es caliente, mientras que si es frío se aconseja un gato blanco.

En los períodos de hambre o de sitio se comía la carne de gato. Era un recurso que tenía la ventaja de ser barato y fácil de encontrar. Comer gato, sin embargo, se consideraba una brutalidad cuando se hacía por gusto y no por necesidad, al menos en Francia. Parece que en España se comían gatos de forma más regular, fuera de los períodos de hambre. Hay recetas de roti de cerdo editadas por Ruperto de Nola, autor del primer libro de cocina en español y cocinero del rey de Napoles.

El gato doméstico ha sido también usado por su piel durante la Edad Media. Las pieles que provenían de gatos se destinaban sobre todo al pueblo y no a la nobleza ya que eran baratas e iguales en calidad a las de conejo, cordero y zorro. Se hacían con ellas mantas, alfombras o cojines para sillas. Los peleteros, comerciantes de pieles, cazaban gatos en la calle o recogían sus cadáveres antes de descuartizarlos y revender sus pieles. Era normal que se aconsejase a los dueños quemar el pelo de sus gatos para que vagabundearan menos y no fueran capturados por un peletero.

Época moderna

Los estragos de la peste negra ayudaron a la rehabilitación del gato y empieza a considerarse animal familiar en los textos a partir del siglo XVII. Gracias a los descubrimientos científicos de mitad del siglo XIX, y a los inicios de la explicación de la naturaleza y de la transmisión de las enfermedades por los microbios y no por las brujas, se demuestra que el gato es un ejemplo de higiene ya que se lava hasta veinte veces al día.

El don que tiene el felino para cazar ratones vuelve a ser apreciado, y el primer felino vendido en Paraguay será intercambiado por un lingote de una libra de oro.

El gato ofrece sus servicios en tiendas, oficinas, almacenes, granjas y navíos. Hay compañías de seguros que incluso exigen que haya gatos presentes en los buques de carga. El mundo artístico ayudará también a la rehabilitación del pequeño felino gracias especialmente al movimiento romántico del siglo XIX. El gato se usará a partir de entonces en todas las artes, ya sea la música, la pintura o el cine. Las creencias y supersticiones que encontramos hoy en día alrededor de los gatos y de sus características maléficas son los últimos rastros del miedo y de la desconfianza resultantes de los siglos pasados.

Aparición de las razas

El primer inventario de razas de gato fue efectuado por el naturalista sueco Linneo, en él distingue cuatro grandes razas de felinos: Catus domesticus, Catus angorensis, Catus hispanicus y Catus coeruleus. Esta clasificación permanecerá hasta la mitad del siglo XIX, cuando la felinotecnia moderna, en Inglaterra, modificó este orden. El tratado de zootecnia especial de Cornevin de 1897 añade a la lista una raza de gato chino de orejas caídas, que se parecía al scottish fold, pero que ya ha desaparecido, una raza de Japón que se parecía al actual bobtail japonais, y una raza sin cola, llamada hoy en día Gato Manx.

La raza española desapareció a principios del siglo XX, y se incorporó al gato doméstico. Pero se añadieron las razas persa y abisinio. El número de razas no dejó de aumentar hasta ahora, ya que pasamos de tener 8 razas en 1900 a tener de 25 a 30 en 1989, y cerca de cien a día de hoy.

Las exposiciones y los concursos desempeñaron un papel importante en el desarrollo de las razas. La primera exposición felina se celebró en Winchester, Inglaterra, en 1598, por la Saint-Gilles, sin embargo, la primera exposición felina moderna organizó en el Crystal Palace de Londres, en 1871, Harrison Weir. Se reunieron más de 170 gatos, repartidos en las categorías British Shorthair y Persa. Esta exposición marca el inicio de la definición de los estándares de las razas. En Francia, la primera exposición fue organizada por el Cat Club en 1925.

En EEUU fue la exposición del Madison Square Garden de Nueva York en 1898 la que las hizo populares, e hizo que se extendieran a Australia, a Canadá, a Nueva Zelanda, a Sudáfrica, a Japón y a Europa. Las exposiciones se interrumpieron durante la Segunda Guerra Mundial pero se recuperaron progresivamente para finalmente multiplicarse y democratizarse.

Estas exposiciones fueron organizadas por federaciones, de las que una de las más antiguas es la británica GCCF fundada en 1910 por la fusión de National Cat Club y de Cat Club. En EEUU está la Cat Fancier Association, fundada en 1899. En el continente europeo, la Federación Internacional Felina es la más importante, fundada en 1949 por iniciativa del Cat club de París, que reagrupa la mayor parte de los países de la Europa continental.

Enlaces externos

  • Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Historia del gato.
  • Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Gato.
  • Wikiespecies tiene un artículo sobre Historia del gato.
  • Wikcionario tiene definiciones para Felis silvestris catus.
  • Portal:felinos. Contenido relacionado con felinos.

Referencias

  1. Wörterbuch der Ägytischen Sprache – Plantilla:Nobr, 42.1-3.
  2. ↑ «El gato». Consultado el 24 de febrero de 2011.
  3. ↑ «El gato en la Edad Media». Consultado el 22 de febrero de 2011.
  4. ↑ «Leyendas árabes sobre gatos». Consultado el 23 de febrero de 2011.
  5. ↑ «¿El gato negro es un ser demoníaco?». Consultado el 21 de febrero de 2011.

 

Los gatos y la espiritualidad

Quien no se relaciona bien con su propio inconsciente, no soporta a los gatos. El gato surge entonces como una amenaza porque representa esa relación precaria del hombre con su mismo misterio.El gato no se relaciona con la apariencia del hombre. El ve mucho más allá, ve por dentro y por el revés. Se relaciona con la esencia. Si la demostración de cariño es falsa, de miedo, o sustituye inaceptables (pero existentes) impulsos secretos de agresión, el gato lo sabe. Y se defiende de la caricia. La relación de él es con aquello que está oculto y tan bien guardado, que ni nosotros queremos, sabemos o tampoco podemos ver. Por eso, cuando surge en él un acto de entrega, de treparse a la falda o alguna manifestación de afecto, es algo realmente verdadero que no puede ser dejado de lado.

Es un gesto de confianza que honra a quien lo recibe, pues significa un juicio. El hombre no sabe «sentir» el gato, pero el gato sabe sentir el hombre…Si hay alguna falta de armonía real o latente, el gato la siente. Si hay soledad, él sabe y suaviza la situación como puede, pues él enfrenta su propia soledad de manera mucho más valiente que nosotros. No se manifiesta, no reclama. Solamente se aleja. Quien no sabe «leer» piensa que «él no está allí. Presente o ausente, él enseña y manifiesta algo. Cerca o lejos, mirando o fingiendo no ver, él está comunicando códigos que no siempre (o casi nunca) sabemos traducir. El gato ve más, ve dentro y más allá de nosotros. Se relaciona con los fluidos, auras, fantasmas amigos y opresores.

El gato es médium, brujo, alquimista y parapsicólogo. Es una oportunidad de meditación permanente a nuestro lado, a enseñar la paciencia, atención, silencio y misterio. El gato es un monje silencioso, meditativo y sabio para contestar las preguntas dudosas, aguardando a que, en nuestra eterna búsqueda, encontremos el camino, en vez de enseñarlo ya preparado, conocido y trillado. El gato contesta siempre con una nueva incógnita, encaminándonos a la permanente investigación de lo real, de la búsqueda incesante de la la seguridad de que cada segundo contiene la posibilidad de creatividad y de nuevas relaciones infinitas entre las cosas.

El gato es una lección diaria de afecto verdadero y fiel. Sus manifestaciones son íntimas y profundas. Exige dedicación, entrega y atención. Las personas descuidadas no son del agrado de los gatos. Personas chillonas le irritan. Todo lo que necesite promoción o explicación requiere afirmación. Vive de la verdad y no se ilusiona con las apariencias. Nadie en la naturaleza ha aprendido a bastarse (hasta en la higiene) a sí mismo, como el gato. Ejemplo de sueño y musculación, el gato nos enseña todas las posiciones de respiración yoga. Enseña a dormir con entrega total y nos muestra la solución de recuperación en el Cosmos. Enseña a esperezarse con el masaje más completo de todos los músculos, preparándolos para una acción inmediata.

Si los preparadores físicos aprendiesen el calentamiento que hace el gato, los jugadores de la banca no llevarían tanto tiempo (15 minutos) ejercitándose para entrar al campo. El gato sale del sueño para el máximo de acción, tensión y elasticidad en un segundo. Conoce el desempeño preciso y milimétrico de cada parte de su cuerpo a la cual ama y preserva como un templo. Ejemplo de salud y sensualidad, de relaciones amorosas con dedicación integral de varios días, ejemplo de organización familiar y definición del espacio propio y territorio personal, ministra lecciones de anatomía, equilibrio y desempeño muscular. Ejemplo de salto, de silencio, de descanso… de introversión, de contacto con el misterio, con lo oscuro, con la sombra.

Ejemplo de religiosidad sin iconos…lecciones de alimentación y «finesse», de buen gusto y sentido de oportunidad. Ejemplo de vida, en fin, la vida mas completa, diaria, silenciosa, educada, sin cobranzas, sin vehemencias, sin exigencias. «El gato es una oportunidad de interiorización y sabiduría, hecha por el misterio a la disposición del hombre». El gato es un animal que tiene mucho cuarzo en la glándula pineal y por lo tanto es un transmutador de energía y útil para la cura, pues capta la energía mala del ambiente y la transforma en saludable. –

Normalmente, donde el se acuesta con frecuencia es una señal de que la energía no está buena – en el caso de que el animal se arrime a alguna parte de nuestro cuerpo de manera insistente, es una señal de que aquel órgano o miembro está enfermo, o cerca de enfermarse pues el ya percibió la mala energía en determinado órgano y entonces el opta por elegir esa parte de cuerpo para limpiar lo que existe allí. Observe que, de la misma manera que el gato se acuesta en determinado lugar, el salta de repente pues siente que ya limpió la mala energía del lugar y no necesita estar mas allí. El amor del gato por su dueño es de desapego pues, mientras lo necesita el está cerca y cuando no, el se aleja.

En el Egipto de los faraones, el gato era adorado en la figura de la diosa Sekhmet, representada comúnmente con el cuerpo de una mujer y cabeza de gata. Esta bella diosa era el símbolo de la luz, del calor y de la energía. Era también el símbolo de la luna y se creía que tenía el poder de fertilizar la tierra y los hombres, curar enfermedades y conducir el alma de los muertos. En aquella época, los gatos eran considerados guardianes del otro mundo y eran comunes en muchos amuletos. «El gato inmortal existe en algún mundo intermediario entre la vida y la muerte, observando y esperando, pasivamente, hasta el momento en que el espíritu humano se vuelve libre. Entonces y solamente así el ira liderar el alma hasta su reposo final».

http://estadoactualidaddelaluz.blogspot.com.es/2014/06/el-gato-y-la-espiritualidad.html

 

!!!Felicidades!!!