Comentarios recientes
Archivos

Los fabulosos Persas

Ladiluck Maximus de Altahabana

Ladiluck Maximus de Altahabana, Persa bicolor propiedad del Dr. Ángel de Uriarte Rubio

El crédito por la raza Persa generalmente se le otorga a Turquía, Irán (antigua Persia) y los países vecinos, y se piensa que fueron introducidos en Europa desde los tiempos de las Cruzadas. Los gatos de pelos largos prevenientes de Persia diferían de sus primos turcos en que sus cabezas eran más anchas, con narices más cortas y orejas más pequeñas y son estas características, además del largo de su pelo, las que le han dado fama a la raza.

Se asume que su largo pelo es producto de una mutación en gatos de pelos cortos, posiblemente de origen egipcio; el clima más frio de aquellas regiones, parece haber favorecido esta mutación.

Existen diferencias entre los gatos Persas presentados en la primera exposición felina efectuada en Londres en 1871 y los actuales, lo que habla del trabajo de selección de los criadores en todos estos años. El Persa actual debe ser un animal de tamaño mediano a grande, con estructura ósea pesada, de forma abarrilada, patas cortas, cola de tamaño mediana y que debe dar la impresión de robustez.

Posiblemente la característica más relevante de la raza es el largo del pelo, que la distingue entre todas las demás y que constituye el punto de admiración de todos, pero el de más trabajo y preocupación para sus dueños. Pero un Persa no es simplemente un gato de pelo muy largo y según la opinión de jueces y expertos, lo fundamental de la raza es su estructura, estando en la cabeza y sus elementos, sus parámetros más determinantes.

La cabeza debe ser redondeada y grande, hocico chato, nariz pequeña, que idealmente debe estar situada en el espacio entre los dos ojos y que en la actualidad se ha llegado a límites , en que los conductos lagrimales se ven afectados, produciéndose un lagrimeo constante en los animales más extremos. Los ojos deben de ser redondeados y grandes, de color ámbar, con excepción de las variedades Chinchilla e Himalaya, los que tienen ojos verdes y azules respectivamente.

Las orejas deben de ser pequeñas, estar implantadas bien separadas una de la otra y bajas en los costados, de tal forma que las puntas, que deben ser redondeadas, no sobresalgan del perfil de la cabeza. La frente, abultada y sobresaliente (“domming”). La nariz debe ser el punto central de la cara, de tal manera que si trazásemos con un compás imaginario tomándola como apoyo un círculo alrededor de la cara, ninguna de sus partes debe sobresalir. Deben de tener una expresión dulce.

Son de carácter apacible, muy sedentarios y existen en toda la gama de colores que se observan en los Pelos Cortos y Semilargos.

La impresión general de un gato Persa es de robustez y es en esa dirección en la que han trabajado y trabajan los criadores de todo el mundo.

Un comentario para “Los fabulosos Persas”

  • ysel says:

    la historia de los gatos es algo q apasiona a muchos son independientes,bellos y a su vez son muy cariñosos en especial me gusta la raza persa y me gustaria saber como puedo adquirir un ejemplar.

Deja un comentario