Comentarios recientes
Archivos

Orígenes de los gatos

En el Período Cretácico de la Era Mesozoica hace 65 millones de años, la desaparición de los dinosaurios dio comienzo a la Era Cenozoica. En aquella época existió una criatura del tipo musaraña de unas 7 u 8 pulgadas de largo con una enorme capacidad de supervivencia que dio lugar al Miacis, considerado como uno de los primeros carnívoros y antecesor directo, tanto de félidos como de cánidos. Estos animalitos, además de incisivos, caninos, molares y premolares, tenían un nuevo invento que la Naturaleza ensayó en ellos: los dientes carnasiales, que cortaban la carne a la manera de unas tijeras. Los actuales perros y gatos tienen carnasiales, no así los humanos. Esta nueva arma y utensilio les daba ventajas sobre otros animales rivales, tanto en el momento de la lucha como en el aprovechamiento de las presas, lo que ayudó a su ulterior desarrollo y evolución. El Miacis fue una criatura de poca duración y evolucionó rápidamente a distintos Miacidos, cada uno de los cuales, en su momento, evolucionó a distintos carnívoros. Entre ellos estaba el Profelis, antecesor de todos los felinos.

Tabby Plateado Dientes carnasiales Profelis
Miacis Dientes carnasiales Profelis

Hace 40 millones de años el Profelis había evolucionado en Hoplophoneus y Dinictis. Las diferencias primarias entre ellos estaban en la estructura de sus mandíbulas. En los Hoplophoneus , los caninos superiores aumentaron drásticamente en longitud, con los correspondientes cambios en la articulación mandibular, que les permitía abrir desmesuradamente la boca. En el Dinictis, los caninos superiores e inferiores eran más balanceados y la articulación mandibular era más musculosa. Ambos eran plantígrados, es decir, caminaban con las plantas de sus pies, a diferencia de sus descendientes que son digitígrados, es decir, que caminan en sus dedos.

Evolución de félidos

Hace 25 millones de años, los Hoplophoneus dieron lugar al Smilodón, los famosos Tigres Dientes de Sable, que ya eran digitígrados y que sobrevivieron hasta hace unos 12 mil años, cerrando esa línea de desarrollo.

Hoplophoneus Dinictis Smilodon
Hoplophoneus Dinictis Smilodon

El Dinictis, que ya tenía membrana nictitática o tercer párpado, siguió evolucionando dando lugar a los Pseudailurus, que ya tenían apariencia bien definida de felinos, no muy diferentes de algunas especies extremas de los modernos gatos; eran digitígrados.

Hace 18 millones de años apareció el más antiguo género de los felinos: el Acinonyx , del que la Cheetah es la única especie sobreviviente. Hace 12 millones de años apareció el género Felis o de los modernos gatos y sólo hace 3 millones apareció el género Panthera, al que pertenecen los modernos leones, tigres, leopardos, etc.

Pseudailurus Cheetah
Pseudailurus (reconstrucción) Cheetah

Siguiendo la línea del género Felis , podemos decir que el Felis lunensis o Gato de Martelli y el Felis manul o Gato de Pallas fueron dos de los primeros gatos modernos en aparecer, con grandes cerebros. El Gato de Martelli está extinto en la actualidad, pero el Gato de Pallas prolifera en el Asia Central, siendo la especie más antigua del género Felis.

En algún momento entre la Primera y Segunda Glaciación, hace entre 600 y 900 mil años, apareció un gato muy especial, el Felis sylvestris, que todavía vive entre nosotros como Gato Salvaje Europeo. Durante la Segunda Edad de Hielo, los glaciales y el frío lo empujaron al sur y como los mares Mediterráneo y Negro estaban reducidos en tamaño, muchos brazos de tierra les permitieron emigrar al norte de África o por la base de los Urales al Asia. Al retirarse el frío, quedaron aislados unos de los otros por desiertos, mares y montañas, en verdaderos nichos ecológicos y que con el decursar del tiempo dieron lugar al Gato de las Arenas, el Gato de las Forestas, el Gato de Pies Negros, el Gato Salvaje Africano y otras más; la versión asiática dio lugar al Gato de los Desiertos Chinos.

Uno de los descendientes del Felis sylvestris lo fué el Felis lybica o Gato Salvaje Africano, que todavía está entre nosotros y es considerado como el antecesor primario e inmediato de nuestros gatos domésticos.

Gato de Pallas Felis sylvestris Felis lybica
Gato de Pallas Felis sylvestris Felis lybica

Deja un comentario