Comentarios recientes
Archivos

Siempre una buena compañía

Vivir con gatos no es difícil

Un comentario para “Siempre una buena compañía”

  • Amelia Quintana Aballe says:

    Es curioso observar como tu gato te cuida largas horas agachado sobre tu cómoda durante el reposo obligatorio por padecer de una enfermedad, si estas de reposo siete dias tu gato se percata de ello y todos los dias en el mismo horario entra a tu cuarto, se sube sobre el mueble se acomoda sobre sus cuatros patas y te presta toda la atención, es cómo si te preguntara, que necesitas, que te duele, quieres tu medicina, yo estoy aquí a tu lado dime lo que necesitas y te lo busco enseguida. Asi me cuidó Kaki hace dos años aproximadamente. Ya no está, pero me dejó muy gratos recuerdos de lo que es una buena compañia, agradable, afectuosa aún cuando no articule palabra alguna. Todos de una forma u otra te demuestran su afecto, por eso cuando estoy en casa preciso que mi gato esté conmigo.no puedo vivir sin consevirlos en mi vida.

Deja un comentario