Entradas recientes
Archivos

Lo que todo dueño de gato debe saber sobre la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es un término médico dado a una enfermedad infecciosa humana y de casi todos los animales de sangre caliente, incluyendo aves, ocasionada por un parásito de distribución mundial : el toxoplasma gondii.  El T gondii puede causar infecciones leves y asintomáticas, pero también infecciones mortales que afectan mayormente al feto, recién nacidos, ancianos y personas vulnerables por su condición de inmunodeprimidos. Los hospederos definitivos del parásito son miembros de la familia felidae y de ésta, sólo dos géneros, que incluyen siete especies, entre ellas el gato doméstico: ellos son los únicos mamíferos en los que el toxoplasma pasa a las heces fecales y son excretados en su forma inmadura llamada ooquiste, que después  de 1-5 días en el medio ambiente, se convierten en su forma madura infectante. Por lo general, la enfermedad pasa inadvertida en el gato y en humanos, sin mayores consecuencias, a no ser los síntomas de un ligero resfriado. Los gatos enfermos sólo excretan los ooquistes durante pocas semanas después de infectarse, sin embargo, éstos pueden permanecer viables durante años en un medio ambiente propicio. Como consecuencia de la infección, tanto el gato como el humano adquieren inmunidad y según las estadísticas norteamericanas, el 30% de los gatos y entre el 25 y el 50% de los humanos, en algún momento de sus vidas, adquirieron la enfermedad.  Ni los dueños de gatos ni los veterinarios tienen un mayor riesgo significativo de contraer la enfermedad, que el resto de la población.K640_pregnancy-cat2

Por medio de programas de TV y la prensa escrita, se ha hipertrofiado de manera dramática el posible peligro que representa la presencia de un gato en una casa en compañía de una mujer embarazada y el principal objetivo de este artículo es informarles y poner en su justo sitio, la problemática de esta enfermedad,  evitando asi que miles de gatos sean echados a la calle por sus dueños.

De acuerdo a las estadísticas norteamericanas, a principio de los años 90s se reportaban anualmente unos 350 casos de toxoplasmosis en todos los EEUU, cifra que ha aumentado en la actualidad como consecuencia de la epidemia de SIDA.

La infectación se lleva a cabo por dos vías principales: de madre infectada activa a feto en el útero o por ingestión del ooquiste maduro y entre los hospederos intermediarios se cuentan, además del humano, el perro, el conejo, el cerdo, aves de corral, roedores, ganado vacuno, palomas, etc.; se debe evitar la ingestión de carne cruda o mal cocinada, así como tomar leche sin hervir.  Uno de los medios más comunes de infectación, según el Instituto Nacional de Higiene de EEUU es la manipulación de carne cruda y la ingestión accidental del ooquiste después de trabajos de jardinería, sin una adecuada limpieza de las manos, así como una mala higiene  de frutas y vegetales de consumo humano. Las moscas y cucarachas son capaces de trasladar los ooquistes de las heces fecales del gato enfermo, a los alimentos que consumimos.

¿Cómo prevenir la enfermedad, tanto para nosotros como para nuestras mascotas?, pues principalmente con la higiene, lavarnos bien las manos cuando manipulemos carne cruda o trabajemos en el jardín o manipulemos las cajas con serrín o arena de nuestros gatos, cambiarlas diariamente,  lavar bien frutas y vegetales antes de ingerirlos, no permitir que nuestras mascotas cacen roedores ni pájaros, NUNCA darles carnes crudas. Estas medidas tienen que ser observadas muy especialmente por las mujeres embarazadas, que no deben de manipular las heces fecales de sus gatos.

Creo que después de leer este artículo y aunque estoy segura de que la mayoría de los que visitan nuestro sitio no piensan así, tenemos una razón de más para poder enseñar a esos que nos dicen, ¡Gatos! ¡Pero si transmiten la toxoplasmosis! y que nos dejen disfrutar de nuestros felinos.

Bibliografía:

Lindsay, DS; Blagburn, BL; Dubey, JP. Feline toxoplasmosis and the importance of the Toxoplasma gondii oocyst. Compendium on Continuing Education for the Practicing Veterinarian, 1997; 19(4):448-461.

Dubey, JP. Toxoplasmosis. Zoonosis Updates. American Veterinary Medical Association, 1995:144-149.

Medicina y terapéutica felinas. Editorial Acribia S.A. Zaragoza, España. 1990.

Los comentarios están cerrados.