Comentarios recientes
Archivos

Generales

11 comentarios para “Generales”

  • karel says:

    ¿Cuando sera la proxima exposicion?

  • ACAG says:

    Nosotros tenemos dos exposiciones al año: una mini en primavera, donde no se presentan todas las razas y generalmente la damos el tercer domingo de mayo y una gran exposición de todas las razas, el tercer domingo de diciembre. Todas en la sala Kid Chocolate, frente al Capitolio.

  • ArelysG says:

    Cómo proceder para inscribir los gaticos en la Expofelina? Es solo para asociados?

    • ACAG says:

      Como posiblemente sabrá, tenemos dos exposiciones al año: una mini de primavera, donde se exponen la mitad de las razas y otra gran exposición de todas las razas en diciembre, con 100 ejemplares en el ring. Los gatos, a diferencia de los perros, se exponen en jaulas especiales fabricadas al efecto. Los expositores tienen que ser asociados y aún así, siempre confrontamos el problema que es mayor la oferta de gatos a exponer, que la disponibilidad de jaulas y espacio que tenemos.

  • Ricardo says:

    Cerca de mi casa, en el techo de un mercadito agropecuario, he visto frecuentemente un precioso gato pelo corto, tabby naranja. Es grande y cabezón, con orejas pequeñitas, parece un tigre.
    Creo que es un animal de la calle, pues lo he visto durmiendo la siesta en dicho sitio a la intemperie. Y he tratado de atraparlo para convertirme en su dueño, infructuosamente como era de esperarse.
    Me gustaría saber, ya que no tengo materiales para confeccionar una trampa, si dándole golosinas a un gato es posible ganarse su confianza, al menos lo suficiente para que se deje tocar y agarrar.

    • ACAG says:

      Por supuesto es posible, pero eso depende mucho de las individualidades. En mi experiencia personal, muchos gatos se han acercado a mi patio y con golosinas los he podido amansar y domesticar, pero otros, posiblemente por malas experiencias con humanos, son más esquivos. En su caso resulta más difícil pues el animal se encuentra fuera de su casa, posiblemente lejos, pero con cariño y golosinas se pueden lograr cosas increíbles con los gatos.

  • Ricardo says:

    Saludos, Colectivo de ACAG:

    Muchísimas gracias por las esperanzas ofrecidas.

    Logré convencer al minino que encontré por la calle para que me concediera el honor de morar bajo mi techo. No supe en ese momento si tenía dueño o no, por tanto razoné así: “Si se va, es que ya tiene dueño y lo aceptaré. Si se queda, entonces gustosamente seré su dueño.”

    En los primeros días, me alegró ver que el animalito permaneció junto a mí, tenía buen apetito, me seguía a todas partes y hasta dormía a mi lado. El problema en mi casa es que algunos familiares míos rechazan febrilmente las mascotas, especialmente los gatos; por eso traté de definirle un territorio donde podía circular sin causar molestias a sus detractores.

    Pero parece que a Tito – así lo nombré – no le agradaron los límites que quise imponerle porque se escapó. Sin embargo, no retornó al lugar donde lo encontré sino que, después de tres semanas aproximadamente, me enteré de que lo tenían unos vecinos al lado de mi casa, los cuales aceptaron devolvérmelo. Pero ahora parece que no quiere mi compañía.

    Yo quiero tenerlo, es un gato hermoso. Pero me preocupa que nunca se adapte a las normas de convivencia que quiero enseñarle y vuelva una y otra vez a escaparse. Ahora decidí amarrarlo por unos días. Necesito consejo sobre este asunto.

    También hay otro problema: tengo una perrita que constantemente está invitando al gato a jugar, con la tosquedad propia de los canes jóvenes, pero él la rechaza con furia. ¿Puede suceder que la presencia de un perro ahuyente irremediablemente a Tito de mi hogar?

    Espero respuesta pronto. Gracias de antemano.

    • ACAG says:

      Lo bueno y …lo malo de los gatos es que son animales muy independientes y según me cuenta, Ud no sabe de su pasado, aunque por su comportamiento, aparentemente no ha sido callejero al 100% y ha convivido con humanos. Tiene en su contra dos factores importantes: los familiares detractores, que mientras no lo expresen con acciones, no debe de haber problemas, pero la perrita juguetona si es un elemento importante para Tito, pues no se han criado juntos y es algo completamente nuevo en su vida. Yo nunca he sido partidario de mantener amarrado a un gato, máxime a un gato adulto, al que no se le ha acostumbrado desde cachorro y creo que la única forma de convencerlo a su compañía es con el amor, el buen trato y la buena comida. Debe de evitar, dentro de lo posible y hasta que mutuamente se ignoren, el contacto entre la perrita y Tito.

  • Ricardo says:

    Saludos, Colectivo de ACAG:

    Tito está nuevamente adaptándose al hogar que le ofrecí. Dios quiera que no se me escape otra vez, porque aspiro a solicitar mi ingreso a la ACAG cuando vea que él definitivamente me acepta como dueño.

    Yo tampoco soporto ver un minino atado. Es precisamente la obstinada independencia de esos animalitos lo que más me atrae de ellos. Además, defiendo enérgicamente los beneficios de la ejercitación para cualquier tetrápodo que tengamos como mascota. Conozco bien las consecuencias que también ellos pueden sufrir cuando tienen una vida demasiado sedentaria. Por eso amarré a Tito solamente unos días, esperando que se reacostumbrara a mi compañía, y a ratos lo soltaba para que pudiera desperezarse.

    Incluso lo llevo a dormir a mi cuarto al anochecer pues – por lo que leí en una publicación de ustedes – entiendo que eso le proporciona seguridad y comodidad. Le acondicioné una bandeja con serrín y casi puedo decir que él solito entendió que era para sus necesidades fisiológicas. Y desde ayer lo liberé completamente. Se ha mantenido dando vueltas y cazando en el tejado, aunque trato de echarle un vistazo a cada rato, por si acaso.

    A propósito, hace pocos meses leí en el periódico Granma que un estudio científico reciente demostró que los gatos disfrutan la compañía humana por encima de todas sus necesidades naturales, como la alimentación. Me gustaría que ustedes comentaran tal descubrimiento en esta página web, pues en el periódico solo vi una nota muy breve en la sección Hilo Directo.

    Gracias por sus orientaciones.

    • ACAG says:

      Felicidades Ricardo, parece que Tito se va dando cuenta que es bienvenido en su compañía y poco a poco se irá acostumbrando a su nuevo ambiente. El cariño y las palabras amables, dichas en un tono agradable son el mejor cebo para un gato. Sobre lo que leyó en Hilo Directo yo no lo vi, pero desafortunadamente, en esas noticias rápidas en los periódicos no dicen la fuente de la información y es imposible constatar la veracidad y pertinencia de las mismas como investigación. Sin duda alguna, un gato identificado con su dueño a veces hasta resulta molesto por sus exigencias de atención y mimos y el rechazo del dueño siempre debe de ser inteligente y moderado.

  • amelia says:

    Muy bonito lo que hace Ricardo con Tito, y comparto el criterio y la experiencia de que con cariño y comidita rica el gato se adueñe de ti Ricardo. Te cuento que hace unos años comparti un gato precisamente de ese mismo color tabby amarillo con una vecina, el gatito se llamaba Garfiel en su casa propia con su legitima dueña y yo le puse MISIBICHI, era cariñoso, dormia conmigo a veces, jugaba, en fin era para mi mi propio gato, hasta que descubrimos mi vecina y yo que hacia lo mismo con ella, es algo así como un marido con dos mujeres, jijiji, y contestaba por los dos nombres, fijate que pillin, Luego un dia desaparecio y nunguna lo vimos ni supimos mas de él, pero nos demostró cuanto se puede ganar de un gato con cariño, con palabras cariñosas, caricias. como observación en ninguna de las dos casas se llevaba así con el resto de las personas que residian.

Deja un comentario